Kettlebells, esa extraña mancuerna

COMPARTIR TWITTEAR

Hoy queremos acercaros a todos vosotros unas pesas que no son muy habituales en nuestros gimnasios, pero que no por eso son menos útiles para el entrenamiento. No te pierdas todo lo que las Kettlebells te pueden ofrecer y cuales son las principales diferencias que observamos con las mancuernas. ¡Vamos a verlo!

Imagen de dos kettlebells con una cuerda

Seguramente muchos de vosotros habéis oído hablar de las Kettlebells o pesas rusas (también encontrareis gente que las denomina badajos), pero casi con toda seguridad seréis muchos menos los que habréis entrenado con ellas. No es de extrañar, dado que este utensilio de entrenamiento es bastante poco común en nuestras fronteras. Pero eso no quiere decir que no sea interesante y mucho menos que no podamos incorporarlo como un complemento ideal y complementario a las típicas mancuernas.

¿Qué son las Kettlebells?

Imagen del ciclista Lance Armstrong entrenando con Kettlebells

Pues básicamente son un utensilio para el levantamiento de pesas. Está compuesto por un “cuerpo” con forma esférica y una asa que sobresale de este, normalmente se fabrican en hierro. Esta “extraña” forma le otorga una característica muy particular y es que su centro de massa no se encuentra a la misma altura que el agarre y eso hace que sea ideal para la realización de algunos ejercicios. Además, su agarre es algo más grueso que el tradicional de la mancuerna y eso también influye en nuestro entrenamiento, sobretodo en nuestros antebrazos.

Debido a su origen ruso, tradicionalmente las Kettlebells se median en Poods (unidad de medida rusa donde 1 Pood equivale a 16,3kg) así que han llegado a nuestros días con esa herencia. Lo más normal es encontrarnos Ketrlebells de 16kg (1pood), 24 (1,5 poods) o 32 (2poods), no obstante ya se pueden encontrar de muchos tamaños rompiendo con la tradición.

Diferencias

Para ser sinceros no hay una gran diferencia entre entrenar con pesas rusas o hacerlo con mancuernas, pero si es cierto que si prestamos atención encontramos algunas diferencias. Algunos considerarán que estas diferencias benefician en mayor medida a las mancuernas y otros pensarán lo contrario. Como casi siempre, en la variedad está el gusto, y poder tener la posibilidad de intercambiar unas pesas con otras sea probablemente lo más equilibrado y productivo.

  • Inercia: Al tener el cuerpo separado del agarre se produce mayor inercia en la realización de algunos ejercicios.

  • Estabilidad: Se suele notar menor sensación de estabilidad con las pesas rusas. Eso puede ser positivo debido a que hace trabajar los músculos estabilizadores.

  • Agarre: Al contar con un agarre de mayores dimensiones se trabaja de forma distinta los antebrazos. En general se considera que se trabaja mejor que con agarres más estrechos.

Entrenamientos

Se pueden realizar infinidad de ejercicios con las pesas rusas, de hecho, una de las disciplinas más de moda y con mayor dinamismo en los entrenamientos como es el CrossFit, utiliza estas pesas como base de muchos de sus ejercicios. Como no podemos citar todos lo ejercicios a realizar, os dejamos con un vídeo donde vemos un clásico entrenamiento con Kettlebells, es uno de los muchos que podemos encontrar por la red. Os animo a que busquéis un poquito porque hay una cantidad asombrosa de entrenamientos que podemos realizar.

Conclusión

A modo de resumen yo diría que las pesas rusas son una opción muy interesante para añadir al entrenamiento. No creo que sean mejores ni peores pero si es cierto que ofrecen algo distinto a las ya clásicas mancuernas. Aconsejo a todos aquellos que no las hayáis probado que si tenéis un día la oportunidad lo hagáis, como mínimo, para sacar vuestras propies conclusiones.

¿Has entrenado con Kettlebells? ¿Qué te parecen?

    COMPARTIR TWITTEAR

    1 comentario

    ¿Algo que decir? ¡Deja tu huella!

    ¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

    follow us in feedly

    Nuestros blogs