Mitos y creencias sobre el entrenamiento de las mujeres

COMPARTIR TWITTEAR

Aunque cada vez son más, aun son muchas las mujeres que tienen cierta reticencia ha realizar ejercicios de musculación. Pueden ser muchos los motivos y causas de esto, vamos a tratar de analizar un poco la situación y ver el motivo por el cual sucede esto. Vamos a ver si es recomendable que las chicas realicen ejercicios con pesas para conseguir sus objetivos o por el contrario es mejor que realicen otra clase de ejercicio físico.

Imagen de una chica entrenando en el gimnasio

Es bastante habitual, llegas a un gimnasio y observas levemente la sala. El contraste entre hombres y mujeres es abismal, por contra, si acudes a una clase dirigida puedes observar que el porcentaje es muy distinto al de la sala de musculación. ¿Por qué esa diferencia? ¿es algo cultural? ¿social? ¿existen mitos y creencias sobre el entrenamiento con pesas en mujeres?

Mitos y creencias

Aunque hoy en día ya no están tan extendidas como hace unos años aun hay mucha creencia erronea. Son muchas las mujeres que evitan las pesas pensando que, realizando algunos ejercicios de musculación, conseguirán un hipertrofia muscular que les hará parecer poco femeninas y tener un aspecto poco estético para los cánones de belleza actuales. Seguramente el hecho de ver a algunos hombres muy musculados en la sala no ayuda a desmitificar esta afirmación, pero la realidad es bien distinta.

Genéticamente hablando existen algunas diferencias importantes entre sexos, y estas diferencias afectan directamente al desarrollo muscular y a la apariencia física de ambos sexos. Casos muy excepcionales aparte, las mujeres debido a que no segregan testosterona como los hombres no desarrollan su musculatura del mismo modo. Además hay un componente que también hace que las diferencias visuales entre el cuerpo de un hombre y una mujer sean bastante distintas. En general el porcentaje de grasa de una mujer siempre tiende a ser mayor que el de un hombre, esto hace que sea más difícil que una mujer tenga ese aspecto “seco” y “definido” que los hombres buscan obtener esplicitamente. Con lo cual las líneas del cuerpo serán más redondeadas y sutiles lo que dará un aspecto más femenino.

El gimnasio como evento social

Si bien es cierto que, como acabamos de ver, a las mujeres no les debería preocupar realizar pesas por un excesivo desarrollo muscular, hay otro aspecto menos técnico que deberíamos tener en cuenta. Este aspecto no es otro que el del componente social que tiene acudir a tu centro de entrenamiento. Puede resultar incomodo o molesto, cuando te presentas a cualquier lugar y no encuentras a nadie o casi nadie, afín a ti en algún sentido. Me explico, si tu llegas a un nuevo puesto de trabajo y eres el más joven/mayor con diferencia puedes sentirte desplazado por la edad, del mismo modo si una chica se anima a acudir a la sala de musculación y ve que no hay más mujeres como ella, puede sentirse desplazada por su sexo. Sí, lo se. Esto no debería ser un impedimento, pero estoy seguro que en más de una ocasión lo puede ser.

Objetivos

Nunca es fácil, ni justo, generalizar, pero creo que muchos estaréis de acuerdo conmigo que el objetivo de la mayoría de hombres y el de la mayoría de mujeres no es el mismo. Mientras muchos hombres buscan un desarrollo muscular ganando volumen, una gran parte de las mujeres busca lo contrario, perder volumen y verse más estilizadas y tonificadas. Por este motivo muchas chicas eligen clases dirigidas donde se realizan en su mayoría ejercicios cardiovasculares que les ayudan a perder algo de grasa.

Además de esto, es ya un clásico que las chicas pongan mucho enfasis en el abdomen y su tren inferior dejando de lado la parte superior de su cuerpo, mientras que los hombres se centran más en extremidades superiores y torso. En mi opinión, ambas visiones son un error. Para estar bien físicamente y lucir de la mejor forma posible hay que entrenar el cuerpo como un conjunto. No puedes dedicar tu entrenamiento a solo una parte y pretender que los resultados sean los apropiados.

Las mujeres también deben tonificar y entrenar el tren superior y no solo piernas, abdomen y glúteos como observamos en más de una ocasión.

Conclusión

En resumen podemos decir que es más que interesante para cualquier chica o mujer realizar ejercicios de musculación con cierta periocidad, los cuales son totalmente complementarios con las clases colectivas. No es necesario tampoco una intensidad desproporcionada pero si lo suficiente para tonificar bien la musculatura, y no solo la del tren inferior sino la de todo el cuerpo. Y no hay porque preocuparse de un desarrollo muscular excesivo dado que esto es muy difícil en una mujer que no se entrena de forma específica para ello.

Así que desde aquí animamos a las chicas a acudir a la sala de musculación de su centro deportivo de vez en cuando para tener un cuerpo más sano, tonificado y estético.

    COMPARTIR TWITTEAR

    2 comentarios

    ¿Algo que decir? ¡Deja tu huella!

    ¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

    follow us in feedly

    Nuestros blogs