Analizamos Fitbit Flex, la pulsera que mide las funciones de tu cuerpo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hoy os traemos uno de los análisis más esperados por muchos de vosotros, os presentamos de primera mano y tras unas jornadas de uso la pulsera de monitorización de moda, la Fitbit Flex. Con esta pulsera podrás seguir tus actividades, así como monitorizar tus momentos de descanso de una manera muy sencilla. ¿Quieres saber cómo se usa Flex? ¡Pues adelante, aquí te lo contamos todo!

Analizamos Flex de Fitbit

Desde SportAdictos queremos ampliar un poco nuestras fronteras y por eso hemos decidido realizar el análisis de la pulsera Fitibit Flex, para aquellos que no la conozcáis, una pulsera que monitoriza nuestras actividades y controla nuestro sueño.

Primeras impresiones

La verdad es que en este sentido es complicado tener unas primeras impresiones más allá que el mero hecho de abrir la caja y ponerla en la mano. Para empezar resulta agradable ver que los fabricantes han pensado en que no todos somos iguales y han incorporado dos tamaños diferentes de pulsera, una pequeña y otra grande, yendo desde muñecas de talla niño hasta una talla considerable –normalmente uso toda la correa en los relojes y en este caso me sobran dos o tres enganches–.

Una vez colocados todas las cosas en su sitio y leído todo, hay que darse de alta en la página web del fabricante, rellenar una serie de datos, tales como, peso, altura, edad para darte de alta. Posteriormente, sincronizar tu Flex con la cuenta –ya sea por ordenador con el adaptador que trae o mediante uno de los múltiples smartphones soportados mediante Bluetooth–.

Después toca el paso decisivo, el uso que tiene la pulsera, marcarte unos retos para completar en tu día a día y unas marcas de peso si es que tienes que perder unos kilos. Estos objetivos los puedes modificar en cada momento y puedes marcar uno de ellos como el objetivo importante para ti, siendo accesible desde la pulsera la opción de visualizar el porcentaje que has cumplido de ese objetivo diario gracias a su sistema de 5 LEDs.

Especificaciones técnicas

Elementos de una caja de Fitbit

Fitbit incluye en su caja dos pulseras fabricadas en goma, una pequeña que va desde los 140 hasta los 176 mm de diámetro y otra grande que va desde los 161 hasta los 209 mm. Ambas tienen un ancho de 13,99 mm.

Cuenta con una batería de Polímeros de Litio y con conectividad Bluetooth 4.0. Tiene una memoria capaz de almacenar datos de hasta siete días sin la necesidad de sincronizar los resultados con la cuenta online. Siempre y cuando no se quede sin batería además de estos datos de forma completa, puede almacenar hasta 30 días en forma de resumen.

Disponibilidad y precios

Colores en los que se encuentra disponible Fitibit Fitbit se encuentra disponible en dos colores, negro y pizarra y cuenta con un precio oficial de 99,99 euros. Además de esto puedes comprar un pack con tres colores más, entre los que se encuentran el azul marino, mandarina y verde turquesa.

Autonomía

Lo cierto es que esta vez el fabricante sí que cumple con lo prometido. En principio la Fitbit Flex está diseñada para ser cargada una vez cada cinco días y si no te pasas sincronizando la pulsera y haces un uso adecuado de sus ciclos de carga, así como de su funcionamiento –no exponerla a temperaturas extremas– llega a esos 5 días sin ningún tipo de problema.

Vídeo

Software

En estos momentos la pulsera de monitorización Fitbit Flex se puede sincronizar inalámbricamente de varias maneras. La principal –y la que usan más usuarios– mediante sincronización con tu PC. En la caja del producto te viene un pequeño conector USB que sirve para sincronizar de manera inalámbrica tu pulsera con el ordenador y automáticamente envía los datos a tu cuenta de Fitbit.

Para controlar estos datos podemos usar varios navegadores web, los más aceptados utilices el sistema operativo que uses ahora mismo son Chrome o Firefox, ya sea para Windows o Mac, por ahora el resto de sistemas operativos no salen como compatibles así que no puedo confirmar su correcto uso.

Os mostramos un vídeo de la versión web de Fitbit Flex y sus funciones:

Por otro lado también se puede sincronizar de manera inalámbrica con tu smartphone o tablet mediante Bluetooth 4.0. Ahora mismo son soportados muy pocos dispositivos móviles, siendo reducido a los últimos con iOS –ya sea iPad, iPhone o iPod– o la gama alta de Samsung con Android de 2012 y 2013. Para más información el fabricante ofrece una página web que va actualizando con cada nuevo dispositivo soportado.

También hemos analizado la aplicación de Android, desde aquí podéis ver el análisis:

Conclusiones

90

Pese a ser muy complicado para mí el hecho de dar una puntuación a un gadget como este, he de reconocer que sienta bien saber cómo funciona tu cuerpo, esos pequeños detalles que resultan curiosos para mí –que no soy un adicto al deporte–, pueden resultar muy interesantes y necesarios para una persona concienciada en controlar su cuerpo y conseguir una buena información sobre las calorías quemadas, sus horas de sueño o los momentos de actividad máxima a lo largo de su día.

Como puntos fuertes, el hecho de que se puede cambiar de aspecto de una manera muy sencilla y el poco peso y comodidad del producto. Por contra como puntos débiles, el principal es que no monitoriza los desniveles, ya no digo que mida el desnivel medio que has subido tramo a tramo, pero por lo menos que contabilice los escalones como hace Fitbit One, pues no estaría mal. Además de eso, quizás remarcar el precio que, siendo cercano a los 100 euros, se encuentra enfocado a un usuario que vaya a hacer un uso exhaustivo de la pulsera y no a un simple curioso como yo.

Archivado en Análisis, Android, Descanso, Fitbit, Fitbit Flex, iOS, Medidor actividades, Monitor, Monitorizar, Pulsera, Sueño
COMPARTIR 0 TWITTEAR

También te puede interesar

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs