Cuando entrenes con frío, vigila tu alimentación

Cuando entrenes con frío, vigila tu alimentación

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Alimentación para entrenar con frío A mediados de febrero el frío es un factor externo más que solemos encontrar en nuestro entrenamiento. Obliga al deportista a llevar consigo una serie de equipamientos que le proteja de los efectos secundarios del mismo. Sin embargo la protección no debe ser unicamente por fuera, sino también por dentro. Alimentarnos bien es básico para ejercitarnos a una temperatura inferior a la normal, también para elevar nuestro rendimiento al máximo sin que intervenga ningún tipo de obstáculo. Marcando una serie de pautas nutricionales aquellos días que más frío haga anularás cualquier barrera que te impida cumplir con tu objetivo en esa sesión.

¿Cómo actúa nuestro organismo?

Ante el frío se ponen en marcha un conjunto de procedimientos naturales que tienen la finalidad de mantener una temperatura corporal óptima para el desarrollo de sus funciones. Los 37º o 38ºC alcanzados por nuestro cuerpo son logrados a través de mecanismos como la termoregulación o la vasoconstricción. La razón por la que actúa la primera responde a una creación de calor demandada por el exterior mediante la termogénesis que se encargará de incrementar la temperatura corporal gracias a respuestas hormonales y musculares. Alimentación para el entrenamiento con frío
Cuanto más contracción muscular haya, más calor generará nuestro cuerpo. En el caso de la vasoconstricción las arterías disminuyen su diámetro para reducir la cantidad de sangre transportada por las capas más externas cercanas a la piel. ¿Para qué?. Para que la diferencia de temperatura con el ambiente exterior sea la mínima posible.

La eficacia de estos dos procesos influirá sobre el rendimiento deportivo en cada entrenamiento. La alimentación debe ir enfocada a un aumento de las defensas para evitar enfermedades y a la ingesta de nutrientes que favorezcan la producción de calor naturalmente. Variar una rutina no es tarea fácil, pero merecerá la pena tanto en aspectos deportivos como en la calidad de vida invernal.

Qué alimentos comer

La práctica difiere de la teoría al no saber qué nutrientes incorporar a nuestra dieta. En el invierno predominan los alimentos muy calientes que reconfortan al organismo e incrementan la sensación de calor. Para el deporte, deben destacar la siguiente selección de comidas:

  • Aumento de la cantidad de carbohidratos, que serán los principales productores de calor. Si ingieres pasta un par de veces a la semana, eleva la frecuencia en aquellos días que más frío haga sobre todo antes de entrenar. La glucosa es el combustible del músculo pero también es un importante generador de calor a nivel interno. Una comida de arroz o espaguetis o algunos aperitivos como pistachos o almendras no deben faltar en tu día de entrenamiento.

Entrenamiento con frío

  • Evita alimentos que produzcan una vasodilatación en tu organismo. La comida picante en situaciones de frío puede favorecer la sensación de calor instantáneamente pero no es así. Produce una dilatación de los vasos sanguíneos aumentando la diferencia de temperatura corporal entre el exterior y nuestro interior, lo que únicamente producirá una mayor sensación de frío. Tampoco utilices una condimentación excesiva en las comidas pues el efecto es similar.

  • Yogures y productos lácteos. Las comidas entre horas también determinan en buena parte la sensación térmica. Los productos lácteos poseen una bacteria beneficiosa para nuestro organismo que incrementa la efectividad de nuestro sistema inmunológico. Protegerse del frío no equivale únicamente a abrigarse, sino también a prever la aparición de resfriados, gripes…

  • Hidratación. Una pequeña modificación en los hábitos para hidratarse también favorecerá al entrenamiento en frío. Utiliza bebidas isotónicas en lugar de agua, ya que poseen carbohidratos. Para entrenamientos largos no dudes en consumir geles de suplementación.

Ya has visto que no hay que hacer grandes esfuerzos para combatir el frío previamente al entrenamiento. Con sencillos trucos lograrás anular cualquier impedimento que te haga no salir a practicar deporte. Ante las temperaturas bajas ya sabes, aliméntate bien.

Archivado en Alimentos, Bajas temperaturas, Entrenamientos, Frío, Hidratación, Hidratos de carbono, Invierno
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs