Conozcamos los principios de todo estiramiento

COMPARTIR TWITTEAR

Mujer estirando su espalda

Generalmente, entre todos los lectores de SportAdictos, hay una gran variedad de deportistas, por lo que cada uno trabaja una zona determinada del cuerpo o un grupo de músculos con respecto a otro usuario, y es por eso que hoy os vamos a dar unos consejos tan básicos como esenciales para que estiréis correctamente de forma general. Y es que los estiramientos aumentan la irrigación en el músculo, haciendo así que se relaje, aumentando la circulación sanguínea en la zona estirada y reduciendo el dolor tras el ejercicio.

Todos sabemos que los planes de estiramiento son esenciales en cada entrenamiento, y decimos que están dentro, nunca los podemos olvidar, sobre todo no los podemos hacer mal, ya que como cada técnica de entrenamiento, si lo hacemos de forma errónea podemos acabar lesionados, por lo que debemos tener cuidado y siguiendo unos principios básicos como evitar el dolor, realizar los estiramientos de forma lenta y controlada, estirar el músculo correcto y trabajar sólo los músculos y articulaciones necesarios.

Evitar el dolor

Como ya os hemos mencionado algunas veces, sentir dolor al estirar no es ni muchos menos una buena señal. Un correcto estiramiento nos hace sentir la tensión necesaria en el músculo que nos hace saber que estamos realizándolo correctamente, pero si pasamos al dolor es porque estamos exigiendo demasiado del músculo y nos podemos hacer mucho daño, pudiendo ser víctimas de una posible lesión.

Realiza los movimientos de forma lenta y controlada

Si realizamos los estiramientos rápidamente y sin control, podemos incurrir en una lesión, y eso nuestro cuerpo lo sabe, por lo que nuestro propio organismo reacciona de forma que contrae los músculos, imposibilitando que se ejecuten correctamente los estiramientos, es más, se provoca el efecto contrario, por lo que no nos servirán para nada hacer los estiramientos con prisa y a lo loco.

Estira el músculo correcto

Parece una real tontería, pero en realidad es un paso muy importante, y es que estirar el músculo correcto es algo tan básico como el propio estiramiento. Lo primero que tenemos que hacer es ser conscientes de lo que el músculo que vamos a estirar realiza durante el ejercicio. Por ejemplo, si lo que queremos es estirar el músculo encargado de extender de la rodilla, o del codo, lo que tenemos que hacer es flexionar la rodilla o el codo, por lo que se realizará un buen estiramiento.

Todo esto aumenta la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones, pero tendremos que tener cuidado, ya que si nos pasamos en algún grado en este aspecto, aumentaremos mucho la posibilidad de sufrir alguna lesión, ya sea de articulaciones, muscular o en los tendones.

Evita implicar distinta musculatura

Llevar a cabo estiramientos de forma descuidada o mal ejecutadas puede afectar negativamente a otros músculos y articulaciones, empeorando así nuestra situación. Este error es muy habitual, y es la principal razón de que algunas personas consideren que los estiramientos no sirven para nada o son una fuente de dolor, por lo que deberemos tener cuidado en este aspecto.

Como podemos ver, realizar un estiramiento correcto tiene su técnica, y como con todo, debemos prestar mucha atención al respecto, ya que si hacemos esta parte de nuestro entrenamiento de forma errónea, puede ser que tengamos muchos problemas, ya sean lesiones, dificultad para nuestra recuperación o molestias derivadas.

    COMPARTIR TWITTEAR

    ¿Algo que decir? ¡Deja tu huella!

    ¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

    follow us in feedly

    Nuestros blogs