El dopaje y la ergogenia en el deporte

COMPARTIR TWITTEAR

dopaje deportivo Los casos más mediáticos de dopaje en distintos deportes han enturbiado muchos de ellos, como es el caso del ciclismo. Pero no solo este último se ha visto afectado, ya que en general en el mundo del fitness suelen existir falsas ideas preconcebidas sobre el consumo de sustancias o técnicas que puedan favorecer el rendimiento. Para aclarar este hecho he creído conveniente dividir el artículo en dos partes con dos conceptos que deben diferenciarse entre sí: las ayudas ergogénicas y las sustancias dopantes. Desarrollemos cada uno más en profundidad.

Ayudas ergogénicas

La ergogenia se define como el proceso de incluir una sustancia que produce trabajo o tiende a incrementar el trabajo ya conseguido. En términos deportivos, esto quiere decir que las ayudas ergogénicas son aquellas sustancias o ayudas externas que se ingiere, inyecta o aplica para mejorar el rendimiento deportivo del individuo. Este tipo de intervención es legal en la mayoría de las modalidades deportivas, por lo que no debe tener ninguna connotación negativa a la hora de utilizarlo. Todas ellas, además, han sido testadas científicamente por lo que no supondrán un peligro para la integridad física de la persona. Básicamente podemos dividirlas en los siguientes grupos:

  • Mecánicas. De este tipo de ayudas se encarga la biomecánica deportiva. Son todas aquellas aplicaciones físicas que ayudan a incrementar el rendimiento deportivo. Depende, obviamente, del tipo de deporte que practiquemos. Por ejemplo el uso de una bicicleta con menos peso para que disminuya la fatiga muscular del corredor. Deben ajustarse a las normativas correspondientes.

ayudas ergogenicas

  • Fisiológicas. Tienen que ver con el aspecto físico del deportista. Un simple masaje puede ser considerado una ayuda ergogénica. También el calentamiento, los métodos de entrenamiento, fisioterapia, etc.

  • Psicológicas. Son las técnicas de relajación, entrenamiento de la concentración, pérdida de ansiedad, etc. Ayudan mentalmente al deportista a hacer frente a las distintas situaciones que debe afrontar.

  • Farmacológica. Están permitidas las siguientes sustancias: la carnitina utilizada para perder peso, la creatina, el bicarbonato sódico, la glucosamina, el citrato sódico, los fosfatos antioxidantes, etc.

  • Nutricionales. Dividiremos este apartado en función del tipo de nutriente. Los primeros son los macronutrientes, entre los que se encuentran las bebida energéticas, dieta de carbohidratos, suplementos proteicos, el colágeno… En segundo lugar los micronutrientes como las vitaminas o minerales.

Dopaje

El dopaje es el uso o administración de cualquier elemento químico, psíquico o físico que tenga como objetivo aumentar el rendimiento de una manera deselal y contraria al reglamento deportivo. Además esa sustancia irá en contra de la ética deportiva y la integridad física del sujeto. Cada año son revisadas las sustancias dentro del campo de ayudas ergogénicas y dopaje, para asegurar la práctica deportiva competente. La agencia mundial antidopaje, en su última revisión, establece las siguientes prohibiciones tanto en el entrenamiento como en la competición:

dopaje

  • Agentes anabolizantes. En este grupo se incluyen: esteroides anabolizantes androgénicos y endógenos. También otros agentes como el clenbuterol, zeranol, etc.

  • Hormonas peptídicas, factores de crecimiento y sustancias afines. Dentro de este apartado están la conocida EPO (eritropoyetina) la GH, gonadotrofina, etc.

  • Agonistas beta-2.

  • Moduladores hormonales y metabólicos.

  • Diuréticos y otros agentes enmascarantes.

Además de estas sustancias, la agencia prohíbe la utilización de métodos como la manipulación de sangre y sus componentes, la manipulación química o física, el dopaje genético… También el uso de narcóticos, canabinoides, glucocorticoesteroides o estimulantes. Si quieres conocer más en profundidad estas pautas prohibidas accede a la guía oficial.

Bien entendidos y diferenciados estos dos conceptos, hay que buscar siempre un equilibrio entre rendimiento y la salud física del deportista, que debe estar siempre en unos valores óptimos. El desarrollo tecnológico y nutricional hace que cada día nos encontremos más sustancias que permiten incrementar el rendimiento, pero debemos tener claro siempre que la actividad física y el deporte deben ser siempre como refuerzo de la salud y la mente.

    COMPARTIR TWITTEAR

    Ningún comentario

    ¿Algo que decir? ¡Deja tu huella!

    ¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

    follow us in feedly

    Nuestros blogs