Las plataformas vibratorias ayudan a ejercitar el cerebro

COMPARTIR TWITTEAR

entrenamiento en plataforma vibratoria Las vías de investigación actuales del deporte se centran en múltiples aspectos del cuerpo humano, y por supuesto también en el cerebro. Conocemos cómo afecta el ejercicio físico a nuestra memoria además de un sinfín de beneficios extracorporales. Hoy descubrimos uno más de la mano de un estudio reciente que ha abierto un camino hacia la mejora de los procesos cognitivos mediante la actividad física: los efectos positivos sobre el cerebro utilizando la vibración como forma de entrenamiento. Las plataformas vibratorias son un objeto de controversia por muchos profesionales, ya que unos son partidarios por sus beneficios y otros contrarios a su uso por daños en el sistema músculo esquelético. El caso es que aún queda mucho por descubrir acerca de sus efectos, pero parece ser que estamos ante un beneficio más sobre la actividad cerebral.

efectos del ejercicio cerebro

Hablamos de un estudio publicado en la revista PLOS One y dirigido en la Universidad de Groningen (Países Bajos) Los 133 adultos sanos que participaron en el estudio fueron sometidos a sesiones de entrenamiento pasivo sobre plataformas vibratorias en una silla junto con otras 6 sesiones de control sin vibración. Después de la tanda de entrenamiento tenían que hacer seguidamente distintos test con funciones ejecutivas. Los resultados hablaron por sí solos: tras la vibración mejoraron en dos de los test realizados y específicamente los avances de produjeron en la atención e inhibición.

Analizando este revelador estudio se pueden sacar diversas conclusiones. Existen personas que, por circunstancias personales, no pueden llevar a cabo ejercicio físico como por ejemplo las personas con discapacidad. Sabiendo que las plataformas vibratorias podrían actuar positivamente sobre el cerebro de las personas, estamos ante un precedente en el entrenamiento dirigido a adultos mayores quienes podrían entrenar sus capacidades únicamente con la vibración. Si a ello se le combina una sesión de vibración activa, es decir, con movimientos, los efectos podrían ser mucho más positivos de lo esperado.

Cada día el deporte nos sorprende más en términos positivos. El simple ejercicio desata en nuestro organismo mejoras difícilmente logradas con otros métodos ya que es completamente natural. Con este estudio se añade un beneficio más a las plataformas vibratorias, aunque todavía queda mucho por analizar.

    COMPARTIR TWITTEAR

    ¿Algo que decir? ¡Deja tu huella!

    ¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

    follow us in feedly

    Nuestros blogs