Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Conozcamos los principios básicos del fitness

Como entrenador personal, estoy en la obligación moral de aportaros los diez principios básicos del fitness. Estos consejos son adaptaciones al ritmo de vida de cada uno y si se siguen al pie de la letra, mejoraremos como personas y, por supuesto, física y anímicamente. No siguen ningún orden aparente, es decir, todos son igualmente importantes y deben converger al mismo tiempo en nuestras vidas.

Estos principios no se basan en estar 6 o 7 días de entrenamiento duro en un gimnasio, si no que forman parte de una filosofía de vida activa, buena alimentación, sin excesos y formándose de manera inteligente. Si seguimos éstos tendremos la sensación de estar atravesando una segunda juventud, sin lugar a dudas.

Logo Fitness

Los diez principios del fitness

  • Control del peso: Control del pesoNo podemos estar vigilando los gramos que perdemos o ganamos durante nuestra práctica deportiva. Es una batalla perdida ya que no debemos creer que, por entrenar una semana, vamos a perder los kilos deseados de una sentada. La grasa y el peso se irá reduciendo, pero poco a poco, y con el tiempo lo iremos notando en nuestro cuerpo. Debemos ponernos fechas límites para controlar el peso periódicamente, pero no semanal o diariamente.

  • Alimentos procesados: BolleríaLo que debemos tener claro es que si consumimos productos procesados en fábrica con asiduidad, nuestra calidad de vida disminuirá y su duración también. Varias investigaciones han concluido que el sobrepeso es la causa de muerte de más de 200.000 personas en EEUU, y que los alimentos procesados han contribuido mayoritariamente en el alto nivel de obesidad que tienen en Norteamérica hoy en día.

  • Vida activa: Trabajo con pesasCuando nuestro cuerpo se mueve, genera energía y activa todas sus funciones motrices. Todos nuestros sistemas se mueven al unísono y hacen del cuerpo una máquina perfecta capaz de todo y más. Así que si te dan a elegir entre un trabajo sedentario sentado en un despacho y una hora en el gimnasio o un trabajo donde estás de arriba a abajo todo el día pero sin pisar el gimnasio… me quedo con esto último.

  • Trabajar duro pero poco: Mancuernas pesadasSiempre he dicho a mis clientes fitness que cuando trabajen con unos ejercicios de altas cargas o de esfuerzos mayores, lo hagan en sesiones de corta duración, y viceversa si el entrenamiento es ligero. Todo esto es dado que el cuerpo y sus músculos necesitan relajarse para poder seguir con un nuevo esfuerzo de esa magnitud. Si trabajamos duro durante 2 horas, nuestro sistema locomotor estará débil al día siguiente si queremos realizar ejercicios de la misma magnitud. Es un error común.

  • Verduras + Proteína + Grasa: Grupo de verdurasLas verduras son un complemento que debemos tomar diariamente y en gran cantidad. Un par de frutas, algunas proteínas animales, un huevo o dos, un puñado de nueces y grasa saludable (aceite de oliva) sería lo idóneo para cada día de entrenamiento. La dieta ideal no existe, lo que si hay es una dieta adaptada a cada persona a cada organismo diferente de otro. Con mi experiencia de trabajo con unos pocos cientos de clientes de gimnasio, puedo concluir que el consumo de productos naturales integrales son, sin duda, el camino a seguir para una dieta equilibrada y sana.

Alimentación sana

  • Aeróbico regularmente: CalentandoCada día de entrenamiento que tengamos debe incluir unos 20-30 minutos de trabajo aeróbico, es decir, carrera continua, natación de fondo, elíptica o bicicleta. Debemos trabajar duro en ocasiones, pero también aeróbicamente cada día al inicio o al final del entrenamiento. El trabajo de cardio, como su nombre indica, fortalece nuestro corazón y lo prepara para esfuerzo mayores y de prolongada duración.

  • Duerme bien: Mujer durmiendoSiempre nos han dicho que debemos dormir 8 horas diarias para levantarnos con energías suficientes para soportar el día entero sin decaer. Es totalmente cierto, y además, esta recomendación se hace mucho más presente para aquellas personas que entrenan cada día y llevan a cabo una vida activa. Nuestras hormonas vitales se liberan cuando uno duerme y ayudan al cerebro, al sistema inmunológico e incluso podrían ayudar a perder peso.

  • Uso de peso: Trabajo con autocargasHemos nacido con un peso determinado que ha ido aumentando durante años. Pero para trabajar nuestros músculos necesitaremos añadir algo más de peso para una buena formación y desarrollo de nuestras fibras. De igual forma existen cientos de ejercicios físicos en los que no dependeremos de pesos externos sino, tan sólo, de nuestra propia masa corporal. Con ellos ejerceremos resistencia y tensión en nuestros músculos, los cuales desarrollaremos de forma correcta.

Yoga en gimnasio

  • Reducir el sodio: Símbolo del SodioLas dietas saludable suelen ser bajas en sodio, pero en EEUU se suelen ingerir una media de 3.400 mg de sodio al día, cuando la cantidad recomendada está situada en 2.400 mg. Esta última cantidad equivale a una cucharadita de café. Desde este principio, os recomiendo reducir esa cantidad de sodio hasta los 1.500 mg diarios, e incluso bajar hasta los 1.000 mg si tiene la tensión arterial alta.

  • Aire fresco: Ejercicios al aire libreA medida que pasan los años, pasamos menos tiempo al aire libre haciendo ejercicio, parece que sólo se ha reducido al gimnasio y poco más. Cuando yo era un crío, pasaba con mis amigos entre 8 y 9 horas al día jugando a fútbol, béisbol, balonmano, baloncesto, poli-caco, escondite, pilla-pilla, etc. Echo de menos esos momentos. Así que, quedarse en casa la mayor parte del día o sentado en un despacho u oficina, es lo menos saludable que podemos hacer. ¡Pasemos el día fuera!

Última actualización: 11 de February, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing online y perfeccionamiento de medios. Siete años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo