Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Ese dolor tan molesto llamado agujetas

Dolor agudo en la espalda

A todos nos ha dado alguna vez tanto previo el verano como tras él, por comenzar a hacer deporte o alguna actividad física para perder esos kilos de más. Sin embargo, no sabemos que si llevamos un tiempo prolongado sin movernos del sofá, nuestro cuerpo se resentirá de un modo u otro durante los primeros días de esta práctica. En ocasiones podremos sufrir lesiones, pero lo más normal son las agujetas.

Tanto si practicas habitualmente ejercicio físico como si no, en alguna ocasión habrás sufrido de ese dolor muscular tan molesto. Éstas son una dolencia que aparece en las regiones musculares que hayan sido sometidas a esfuerzos. Pueden ser llamadas también como “dolor muscular de aparición tardía”, por el tiempo que pasa desde que termina la actividad hasta que se manifiestan. Aparecen tras la práctica de la actividad deportiva con síntomas como estos:

  • Tumefacción o inflamación de la zona muscular dolorida.
  • Disminución de la flexibilidad muscular durante uno a cinco días.
  • Rigidez Muscular.
  • Pérdida de fuerza.
  • Hipersensibilidad.

Fibra muscular al detalle

¿Qué produce las agujetas?

Comenzando por el hecho de que en todo ejercicio físico se producen micro roturas de fibras musculares a nivel microscópico. Estas roturas, a la larga provocan un ensanchamiento del músculo afectado, teniendo como resultado la hipertrofia que muchos quieren conseguir. Las micro roturas generan la aparición de unas células llamadas proinflamatorias, es decir, que se inflama la musculatura y comienza el dolor en la zona.

Las malas lenguas dicen que las agujetas son provocadas por la cristalización del ácido láctico que tenemos en los músculos, y que su roce con otras fibras musculares produce el dolor que sufrimos. También se dice que durante el ejercicio las fibras aumentan su temperatura hasta los 45-54ºC, provocando las roturas (algo más acertado que lo anterior). Pero la realidad es otra, y no debemos engañar a la gente con estos mitos tan extendidos.

¿Se pueden prevenir?

Para lograr evitar la aparición de estos molestos dolores, podremos intentar algunas cosas que recomendamos:

  • El volumen y la intensidad con la que hagamos el ejercicio, debe ir siempre en progresión, es decir de lo suave y fácil a lo complejo y fuerte. Los cambios bruscos producidos por aumento excesivo de cargas o incremento de la velocidad de ejecución de una serie a otra, provocan las agujetas a menudo.
  • Si realizamos ejercicios menos excéntricos, nuestra musculatura sufrirá menos agujetas. Este tipo de actividad es mucho más lesiva para la musculación. Como ejercicios excéntricos podemos tener los saltos, las cuestas en descenso, etc.

Musculatura del tren inferior

¿Podemos disminuir el dolor?

Si se puede, pero veamos cómo. En el momento que ya tengamos agujetas por no seguir los anteriores consejos, podremos tomar algunas medidas para reducir este dolor mientras realizamos otra práctica deportiva con ellas de por medio.

  • Lo que más recomiendo a la gente cuando me pregunta, y lo más efectivo en mi opinión, es hacer cualquier ejercicio que nos propongamos a baja intensidad. Porque si tenemos agujetas muy dolorosas, ese día siguiente de entreno, deberemos bajar las cargas que utilicemos, ya sea si levantamos pesas o corremos con cargas en los tobillos. Si con agujetas seguimos haciendo el gamba con las mismas cargas, podremos sufrir lesiones musculares muy graves.
  • También existen anti inflamatorios que reducen el dolor en un porcentaje alto, pero es sólo el dolor que provocan las agujetas. Recuerda que las roturas microscópicas siguen ahí y no desaparecen con ese spray o crema.
  • En última instancia y añadiendo la crema o spray anti inflamatorio, podremos alternar duchas frías y calientes, para así, aumentar el ritmo de circulación de nuestra sangre y que las micro roturas puedan sanar con mayor rapidez.

No hacer caso a…

Hay diversas campañas de muchas clínicas “privadas”, gurús africanos de la calle o curanderos chinos que nos ofrecen, en su amplio servicio, el poder eliminar el dolor de las agujetas de un plumazo. Entre los métodos que más he podido ver a lo largo de mi vida son los siguientes:

  • Laserterapia.
  • Ultrasonidos.
  • Electroterapia.
  • Estiramientos.
  • Acupuntura.
  • Masajes.

Todo ello será contraindicado, ya que provocan un estrés muscular alto. Ni el hielo aplicado directamente, ni los estiramientos de la zona afectada resolverán el problema. Pero no debemos pensar que las agujetas son negativas en todos los casos, en otros pueden significar que nuestra musculatura se está adaptando al entrenamiento de hipertrofia, aunque otras veces se da por hecho que son debidas a un sobreentrenamiento.

Última actualización: 14 de March, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo