Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Nueces: Un fruto seco lleno de beneficios

Ya sean las clásicas nueces de Castilla (de nogal) o las de Macadamia, ambas son, sin duda, uno de los mejores frutos secos que no deberían faltar en nuestra dieta diaria. Aunque como aquí en España la mas típica es la de Castilla nos centraremos sobre todo en ella.

Nueces partidas

Este tipo de nueces son una fuente excelente de grasas poliinsaturadas, y también monoinsaturadas, llegando entre ambas a unos 55 gramos de grasas por cada 100 gramos de producto. Son muy ricas en Omega 3 y Omega 6, sobre todo en este último que, como sabemos, es crucial en la renovación de las membranas celulares, la síntesis de hormonas lipídicas, la renovación de la retina y el correcto funcionamiento del sistema inmunológico y nervioso.

Su alto contenido graso es bueno para hacer una digestión más lenta, evitando un vaciamiento gástrico rápido con el consiguiente pico de insulina en sangre que tanto detestamos y a la vez ayudando a tener una sensación de saciedad mayor en el tiempo ayudándonos a no caer en los “picoteos” poco saludables.

También destacan por su contenido en fibra y minerales como el manganeso, el magnesio, cobre y fósforo, que intervienen en el funcionamiento de muchas enzimas de nuestro cuerpo o la síntesis de tiroxina y la contracción muscular o la memoria. Carecen de azúcares y tienen un porcentaje bastante bueno de proteínas en su composición, ideales para la construcción de tejidos, como huesos, músculos, pelo o uñas.

No debemos olvidar que las nueces son consideradas uno de los alimentos con más antioxidantes, que actuarán contra los radicales libres que se generan, tanto en la práctica de deportes, sobre todo de resistencia aeróbica, como en la vida diaria y que son, en parte, responsables del envejecimiento celular.

Por todos estos motivos las nueces son un complemento ideal que se puede utilizar en multitud de platos, tanto en el desayuno, combinándolas con el tazón de avena para darles más sabor y variedad, en una ensalada, para enriquecerla y darle un aporte energético extra, o simplemente como un tentempié a media mañana o en la merienda.

Si practicas fitness y quieres evitar el catabolismo nocturno, puedes añadir un puñado de nueces al batido de proteínas ralentizando su absorción y creando un batido de “caseína casera”, o tomando queso fresco con nueces para que la asimilación de la proteína sea más lenta y duradera en el tiempo.

Y tú, ¿te animas a probarlas y añadirlas en tu dieta? ¿Cómo las tomas? ¡Cuéntanoslo!

Última actualización: 16 de March, 2014

Justo Fernandez

Foto Justo Fernandez

Estudiante de 2º de Medicina en la Universidad de Granada. Enamorado de los deportes de resistencia y apasionado del Fitness. Amante del ciclismo, y encantado con la montaña. No creo en las rutinas o una dietas, creo en los estilos de vida. Solo con constancia y trabajo conseguirás tus objetivos.

Sigue leyendo