Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¡Qué la Fuerza te acompañe en la prevención de la osteoporosis!

fuerza y resistencia mujer Antes de nada, demos una definición de osteoporosis, no podemos hablar de algo si no tenemos bien claro lo que es, la osteoporosis es una enfermedad en la que disminuye la cantidad de minerales en el hueso, en donde pierde fuerza la trabécula ósea y en donde se reduce la zona cortical por un defecto en la absorción del calcio.

Esta pérdida puede hacer que nuestros huesos se vuelvan frágiles y quebradizos, la fractura de un hueso con osteoporosis no es igual que la de un hueso sano, se astilla, con lo que su rehabilitación es más compleja, puede producir episodios de ceguera y anemia. La densidad de los minerales, la podemos conocer mediante una prueba llamada densitometría ósea.

hueso sano, hueso enfermo

El grupo más característico de esta enfermedad son las mujeres amenorréicas (sin menstruación) y postmenopáusicas, ya que el número de estrógenos y otro tipo de hormonas disminuye considerablemente. La falta de vitamina D por una mala alimentación, fumar, beber, consumir alcohol, el exceso de cafeína… son factores coadyuvantes e incrementan el riesgo de padecer osteoporosis, además de otras enfermedades.

Bajo estricto control ginecológico, podremos usar parches hormonales y un correcto aporte extra de calcio y magnesio, ya que este último favorece la absorción del calcio en el hueso, no olvidemos que es mejor una buena defensa y no esperar a que nos ataque y sea demasiado tarde. La terapia hormonal con estrógenos es una buena opción para la prevención de la osteoporosis aunque algunos profesionales médicos tienen sus serias incertezas y controversias sobre si los estrógenos podrían ser una buena alternativa después de la menopausia.

El ejercicio físico específico de fuerza sigue siendo la mejor arma para prevenir la osteoporosis.

¿Qué es el entrenamiento de Fuerza?

facetas-del-entrenamiento-de-fuerza-de-las-mujeres

Podemos entender la fuerza de muchas maneras. La fuerza es, junto con la velocidad y la resistencia, una de las cualidades básicas del ser humano. Es un concepto global, que afecta al cuerpo en general y que debe desarrollarse desde el nacimiento, no sólo a partir de los treinta años como medida preventiva. Un cuerpo fuerte es un cuerpo sano.

El entrenamiento de fuerza incide positivamente sobre los huesos y hay un gran refuerzo a nivel articular, lo que nos evita futuras lesiones, en este caso concreto la osteoporosis y, en el caso de una lesión, nos permite una óptima recuperación ya que el objetivo de la rehabilitación, es que las zonas dañadas se reestructuren y vuelvan a ser completamente funcionales.

No debemos entender un entrenamiento de fuerza como un entrenamiento en el que vamos a coger enormes mancuernas o barras con grandes discos, se puede trabajar la fuerza con el peso del cuerpo, gomas, plataformas vibratorias y, como no, con discos y mancuernas.

Ventajas del entrenamiento de Fuerza

  • Liberamos stress ya que facilita que se secrete testosterona y determinadas endorfinas.

  • Se eleva la quema calórica ya que un músculo con un tono idóneo, consume muchas más calorías a lo largo del día que uno que no tiene, no sólo se consumen calorías mientras se entrena, también mientras se trabaja y descansa.

  • Aumento de la densidad ósea, algo importante en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis.

  • Tonificación, creación y definición de masa muscular y reforzamiento articular, previene lesiones y ayuda en la rehabilitación si no hemos podido evitar esa lesión.

  • Mejora del tono en la musculatura de sostén, favorece al grupo del abdomen superficial-profundo y al grupo de los erectores espinales-lumbares y erectores profundos.

  • Aumento de la propiocepción, lo que nos ayudará a tener una correcta postura de la espalda a la hora de caminar, trabajar e incluso de sentarnos, lo que nos prevendrá de los tan temidos dolores de espalda.

  • Nuestra capacidad de esfuerzo mejorará día a día y en cuestión de pocas semanas notaremos una evolución a la hora de entrenar.

Seguramente, cuando empezaste a leer tenías una idea preconcebida de la fuerza, espero que con estas palabras, esa idea haya cambiado, esa era la intención.

Recuerda que tenemos que trabajar el cuerpo de manera global para conseguir unos resultados óptimos de entrenamiento, y no, no se te va a poner brazo de hombre, ni te cambiará la voz. Ganarás mayor movilidad, agilidad, densidad ósea, que es el fin para prevenir la osteoporosis y, como el entrenamiento de fuerza incrementa el gasto calórico, perderás volumen corporal, se acabaron las interminables horas en las que sólo hacías cardio y, ni te sentías mejor, ni más fuerte y, encima, no fortalecías tus huesos ni articulaciones, es más, perdías masa muscular.

¡Qué la Fuerza te acompañe! Que la fuerza te acompañe

Ofelia Aláez

Foto Ofelia Aláez

Soy entrenadora personal, instructora de Actividades Dirigidas, especialista en step avanzado y durante varios años me he dedicado a la gestión deportiva. Pongo pasión en todo lo que hago porque es la única manera de que los proyectos salgan adelante. En continua formación.

Sigue leyendo