Conocemos el entrenamiento funcional y en suspensión de los que tanto se habla

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hoy en día existe una gran variedad de entrenamientos tipo para trabajar una serie de habilidades o capacidades físicas básicas, para mejorar en algún gesto deportivo o simplemente para sentirse en forma y mejor consigo mismo. En esta ocasión os vamos a hablar de estos últimos, y hemos escogido el entrenamiento funcional y en suspensión como algo que ultimamente la gente reclama más tanto en un gimnasio como para hacer en casa.

Entrenamiento funcional y en suspensión con Bosu y TRX

Llevábais semanas preguntando por cómo fortalecer los tobillos, rodillas y mejorar con ello nuestro equilibrio corporal ya sea en carrera o durante cualquier gesto deportivo. Pues bien, hoy os traemos algunas ideas para practicar tanto en el gimnasio como en casa, adquiriendo una serie de artilugios de poco coste. ‘En la variedad está el gusto’ ¿no? pues os dejamos con algunos de los entrenamientos más novedosos para evolucionar nuestra idea de un trabajo físico efectivo.

Entrenamiento en suspensión

Todos queremos estar en forma, pero para ello deberemos sacrificar horas de nuestro tiempo en trabajar el cuerpo y en seguir una rutina de ejercicios que nos vendrá, a unos más y a otros menos, como anillo al dedo. Con el entrenamiento en suspensión ganaremos, sobre todo, resistencia trabajando cada músculo. El equilibrio es un factor muy a tener en cuenta en esta clase de entrenamiento y la clave de éste reside en aprovechar la fuerza de la gravedad y la nuestra para trabajar los músculos.

Este entrenamiento puede ser realizado por cualquiera, siempre que adapte los movimientos y el espacio a sus posibilidades físicas. Así que partiendo de la base de cada uno/a, iremos aumentando la dificultad de los ejercicios hasta que no sea posible continuar o avanzar en complejidad con ellos. Distintos apoyos, ayudas externas serán algunos ejemplos de elementos que dificultarán la tarea cada vez más.

Air Fit y TRX

Los llamados air fit o TRX fitness anywhre son materiales que nos permitirán realizar entrenamientos en suspensión en cualquier lugar. Consisten en una serie de cuerdas o correas atadas a unos anclajes, previamente situados en paredes o muros, y que son regulables en altura. Con ellas se trabaja gracias a la fuerza de la gravedad que, usándola junto al peso de tu propio cuerpo, podremos desarrollar numerosos ejercicios según el apoyo principal que utilicemos.

Hoy hay un mayor número de centros deportivos o gimnasios que ofrecen a sus usuarios este tipo de entrenamiento en sala especialmente organizadas para la ocasión. Incluso los he visto donde se dan clases dirigidas de esta especialidad, el TRX, con grupos reducidos de unas 6 o 7 personas que van rotando de estación a la voz del instructor. Las posibilidades de trabajo y la seguridad que rodea esta clase de entrenamiento son enormes.

El Air Fit es una modalidad del TRX que incluye algunos agarres distintos en manos y antebrazos, y hace que la experiencia del entrenamiento en suspensión varíe para mejor. Además, incorpora una polea en el mecanismo que nos permite realizar movimientos contralaterales que no se podían hacer con versiones anteriores de los productos que se ofertaban en un inicio. La fuerza es trabajada de una forma totalmente distinta, ya que podremos ejercitar grupos musculares desde varios ángulos y, al mismo tiempo, desarrollaremos la flexibilidad, la estabilidad de la zona central del cuerpo, mejoraremos nuestro postura corporal y la movilidad articular.

Entrenamiento funcional

Este tipo de trabajo consiste en utilizar superficies inestables para realizar ejercicios de preparación física. Con éstos, aumentaremos la activación de nuestros abdominales, favoreciendo el trabajo tan necesario del core de nuestro cuerpo. Para explicarlo mejor, os proponemos el Jumper Togu o en Bosu.

Bosu

Siempre hemos trabajado sobre colchonetas en el colegio, más tarde en el instituto y ahora en los gimnasios con el suelo acolchado o las esterillas en casa. El bosu, para que nos entendamos, es una pelota cortada por la mitad, y en la zona del corte tiene implementada una plataforma fija. Es una plataforma inestable ideal para entrenamientos destinados a la rehabilitación y al rendimiento, al mismo tiempo. Se puede utilizar también combinando algunos elementos como elásticos o mancuernas -no muy pesadas-.

Nos ayudará, sin duda al trabajo del equilibrio corporal, y reforzará nuestros tobillos y rodillas gratamente. Además el bosu es muy bueno para endurecer el trasero y darle la forma que todos/as queremos. Existen, por muchos de los gimnasios que conozco, clases dirigidas con este elemento, tanto clases de 60 minutos como de 30 minutos denominadas bosu xpress en las que el monitor/a nos da la caña que necesitamos a los más avanzados en el entrenamiento funcional. De hecho, mi espalda ya no sufre tanto en mis salidas a correr por la montaña, me he adaptado bien al terreno abrupto de estos lugares.

Archivado en Bosu, Entrenamientos, Equilibrio, Plataformas, TRX
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs