Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo es la preparación física en el fútbol de alta competición

Chavales entrenando a fútbol

En el mundo actual el fútbol es el deporte por excelencia más seguido. Que si Messi, que si Cristiano, que si Neymar o Agüero… para ser tan buenos como ellos hace falta tener un talento innato para dominar todas las técnicas con el balón y tener una visión de juego fabulosa, así como una agilidad cual felino perseguido por una manada de perros en celo.

Pero también es cierto que para complementar el éxito de estos grandes jugadores, es necesario que tengan una preparación física a la altura de las circunstancias, algo envidiable.

Pero esta preparación de la que hablamos no es tan fácil como parece, “va chavales a correr, un par de sprints, unas cuantas flexiones y abdominales y a jugar durante una hora una pachanga”.

Los entrenamientos a estos niveles de exigencia necesitan de una planificación previa. Por desgracia un preparador físico de un equipo en nuestra liga y en muchas otras, no depende de su valía para continuar en un club dado durante toda la temporada, sino que es el entrenador, a quien acompaña siempre, del que depende.

Si el equipo va mal, adiós preparación.

Planificación

Por ello la mayoría de los preparadores de equipos grandes suelen tener lista la planificación física para los tres meses próximos.

Así, si su compañero entrenador es despedido del equipo, el tiempo perdido en la preparación del trabajo físico no será tan sangrante ya que no se ha planeado para toda la temporada.

Así el próximo que llegue podrá comenzar su propia preparación desde cero o casi.

Por ello, la parte más importante en la que un preparador físico pone más hincapié es en la pretemporada.

Un par de meses de partidos de fútbol amistosos en los que los jugadores son examinados a fondo por el o los preparadores y siguen su evolución, sabiendo así cómo deben actuar ante un bajón físico o anímico durante la temporada regular.

Los entrenamientos de pretemporada suelen ser mucho más duros que durante la propia campaña, ya que ahí los jugadores tienen un mayor tiempo para recuperarse de esfuerzos grandes, ya que carecen de una gran cantidad de partidos como durante la campaña.

Campo de entrenamiento de equipo regional

Qué trabajan

Lo que prima en estos entrenamientos es la ganancia de la resistencia física, algo que notarán y muchos los jugadores en un momento u otro de la temporada cuando se sientan cansados.

Sabrán en ese momento si han sido preparados bien o no. O simplemente que sus cuerpos no dan para más. Del mismo modo la velocidad es muy importante trabajarla.

Tras la pretemporada, los preparadores saben perfectamente quiénes pueden llegar a mantener un ritmo determinado y quiénes no.

No sólo se trabaja la forma física en fútbol, ya que la táctica es algo esencial y hoy en día mucho más. Los jugadores deben tener periodos de recuperación tras los partidos o entrenamientos intensos, ya que algunos equipos grandes tienen la friolera de setenta partidos en una sola temporada.

Algo que pocos jugadores pueden aguantar. Cuando el equipo se nota algo mermado, el preparador entra en escena y vuelve a ofrecer un entrenamiento algo más intenso que el normal, para ir recuperándose del bajón físico y anímico, pero sin caer en el sobreentrenamiento.

El ex-azulgrana entrenando

A veces el trabajo del preparador no sigue una estructura concreta, pero eso es porque debe realizar entrenamiento personalizados a cada uno, o a un grupo reducido del club que han sufrido un bajón físico y se ha notado en el campo, hecho que hará intervenir a un segundo preparador como apoyo y ayuda.

Cuando el cuerpo técnico de un club ve que los resultados no son favorables en el campo y que pueden ser sustituidos muy pronto, la planificación física pasa a ser de cada tres meses a semanal.

Tras la temporada

Tras la temporada, los preparadores deberán planificar el postentrenamiento y tener mucho cuidado con el estado físico con el que vuelven algunos jugadores tras las vacaciones.

Por ello deben controlarlos poco a poco, con visitas, llamadas, etc. y seguir su estado. Si los descuidan, en la fase de pretemporada podrían sufrir lesiones graves que los aparatarían del equipo gran parte de la temporada o mostrar un rendimiento más bajo de lo normal.

Por otro lado tenemos a los preparadores de las selecciones nacionales, que se reúnen pocas veces al año con los jugadores y les es más difícil seguir su evolución.

Para ello se ponen en contacto con los preparadores de sus clubs y están al tanto de los rendimientos y datos de cada futbolista.

A la hora de lidiar con ellos en las concentraciones de la selección, sobre todo en verano cuando los jugadores están muy cansados de toda la temporada, el trabajo del preparador físico se hace palpable y trascendente.

Así que ya sabéis que la figura del preparador físico es sino la más importante, igual que la del propio entrenador en un club de fútbol.

Ningún jugador es así de rápido, de habilidoso y ágil si no ha tenido antes una preparación como debe ser, como mandan los cánones.

Panorámica de entrenamiento de fútbol

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo