Algunos de los muchos beneficios del yoga

Algunos de los muchos beneficios del yoga

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Una de las disciplinas que ha ganado un mayor número de adeptos sobre todo en los últimos años es el yoga. Consiste en una disciplina milenaria procedente de la India y que nos puede aportar gran cantidad de beneficios tanto a nuestra forma física como a nuestra salud. Y es que podemos encontrar gran cantidad de centros en los lugares donde vivimos para poder realizar esta actividad con tutores que nos guíen para realizar bien todos los movimientos y sacar el máximo partido a nuestro tiempo.

Mujer practicando yoga

El Yoga es una disciplina milenaria nacida en la India, en la que cuerpo, mente y espíritu se unen trabajando para conseguir un estado de bienestar físico propicio para la meditación. Desde hace ya algunos años, se estableció en España y ha ido ganando adeptos año tras año, y es que los beneficios de esta actividad promueve que esto suceda.

Existen muchos tipos de Yoga, pero el más extendido actualmente es el Hatha Yoga Nuevo o Moderno, que combina la práctica de sus ásanas o posturas corporales con la relajación. También el Power Yoga, más dinámico, el cuál también goza de mucha aceptación.

Otros tipos de yoga

Bikram Yoga: es una rutina que cuenta con 26 posturas que se utilizan en el Hatha Yoga, pero se realiza en un salón a una temperatura de 42°C y una duración de 90 minutos. La temperatura ayuda a que el cuerpo se prepare mejor para lograr las diferentes posturas. Sus beneficios los podréis ver aquí.

Ashtanga Yoga: también conocido como Raja Yoga, es una práctica donde la respiración es muy importante. Ésta debe ser energética, calmante y meditativa.

Mujer practicando Yoga en un ambiente natural

Iyengar Yoga: esta técnica se caracteriza por que las posturas del cuerpo se ejecutan con precisión y elegancia, cuidando todos los detalles y la correcta alineación del cuerpo, donde las secuencias son más tranquilas y meditativas.

Kundalini Yoga: su práctica se centra en técnicas de respiración profunda con el estómago, se enfoca en la conciencia del cuerpo desde el interior, consiguiendo que el sistema nervioso sea más fuerte y tenga mejor control del estrés.

Beneficios del yoga

Uno de los principales beneficios del Yoga es el aumento de la flexibilidad. Ésta es una de las cualidades físicas básicas que menos trabajamos en general (a no ser que practiquemos algún deporte para el que sea muy necesaria, como pilates, gimnasia rítmica, etc.), y la mejora de la misma una vez comenzamos a entrenarla de manera habitual se ve en poco tiempo y de forma gradual.

El aumento de tono y fuerza muscular es otro de los principales beneficios del yoga. Las ásanas son posturas corporales que deben mantenerse durante largos períodos de tiempo: esto implica contracciones isométricas de los músculos, básicas para la ganancia de fuerza.

El yoga puede aliviar diversos dolores, y es que de acuerdo con varios estudios, las ásanas (posturas), el pranayama (técnicas respiratorias) y la meditación o una combinación de las tres, reducen el dolor en personas con artritis, dolor de espalda, fibromialgia, síndrome del túnel carpiano y otras dolencias crónicas.

Paralelamente, este aumento de fuerza muscular supondrá una gran protección frente a posibles lesiones y enfermedades, como la artrosis o la osteoporosis (también se mejora la densidad ósea). Además, las articulaciones se fortalecen, sobre todo los cartílagos, al verse expuestos a una amplia gama de movimientos.

Una mujer y un hombre practican yoga

La práctica regular del yoga, aumenta la propiocepción (la habilidad para sentir lo que el cuerpo está haciendo y cómo está situado en el espacio) y mejora el equilibrio físico. Las personas que tienen malas posturas o patrones de movimiento disfuncionales normalmente tienen un sentido de la propiocepción muy pobre, lo cual está ligado a problemas de rodilla y dolor en la espalda. Una mejora en el equilibrio podría significar menos caídas. Para la gente mayor, esto se traduce en más independencia y en el retraso para asumir la necesidad de ir a una residencia atendida e incluso no tener necesidad de ir a ninguna. Para el resto de nosotros, las posturas, como por ejemplo El Árbol pueden hacernos sentir menos enclenques.

En el caso de que practiquemos un yoga dinámico, el entrenamiento cardiovascular será otro de los beneficios que obtendremos de esta disciplina. Aún si nos ejercitamos con un yoga tradicional, más pausado, el ritmo de nuestra respiración sigue siendo básico para realizar los movimientos de forma correcta. De este modo, el corazón se verá reforzado y nuestro cuerpo mejor oxigenado.

Cuando se contraen y se estiran los músculos, se mueven los órganos de alrededor, y al entrar y salir de las posturas de yoga, se aumenta el drenaje de la linfa (un fluido viscoso rico en células inmunológicas). Esto ayuda al sistema linfático a luchar contra las infecciones, destruir las células cancerosas y librarse de los productos de desecho que se derivan del funcionamiento de las células.

Por último, uno de los mayores beneficios del yoga es la paz mental y de espíritu que nos proporciona. La unión entre cuerpo, mente y espíritu, preparándonos para la meditación, convierte al yoga en un estilo de vida que implica vivir en armonía con todo lo que nos rodea.

Éstas son algunos de la multitud de beneficios que aporta la práctica de este ejercicio milenario, y que podremos realizar en centros especializados que hay por todas las ciudades de la geografía nacional. ¡Cuéntanos tus experiencias!

Archivado en Beneficios, Entrenamientos, Equilibrio, Fuerza, Lesiones, Linfa, Músculos, Paz, Yoga
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs