Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Entrenadores personales, ¿cuánto quieres invertir en tu salud?

Entrenadora Personal Kinesis

Desde hace varios años, en los gimnasios de España, cobra cada vez más presencia la figura del entrenador personal.

Una figura que ha variado mucho desde que se empezaran a ver por los gimnasios allá por los años 90.

El entrenador personal empezó siendo aquella persona que te acompañaba durante tu entrenamiento, te ponía una rutina, te la explicaba y te ayudaba a contar las series para que no se te hiciera algo interminable, era como tener un instructor de sala permanentemente a tu lado, contándote las repeticiones y corrigiéndote hasta donde sus conocimientos le permitiesen.

Hoy día, la figura de un entrenador personal va más allá. Ya no somos meros contadores de repeticiones, somos asesores de salud, de entrenamiento, consejeros, amigos, personas que comprendemos lo que nos cuentan y, en algunas ocasiones, en quienes descargan sus frustraciones.

Parece duro contado así, pero yo prefiero verlo como que somos los encargados de facilitar cambios.

Cuando en mi familia me preguntan que les explique un poco mejor lo que hago, me gusta decirles que me encargo de cambiar la vida de la gente, que hago que la gente se encuentre mejor consigo misma a través de la actividad física, el entrenamiento personal es mucho más que una hora o tres horas a la semana.

Para que todo fluya con la energía del universo, es importante que en las planificaciones de mis clientes vayan incluídas frases motivantes o, simplemente, preguntarles cómo están o cómo se sienten después de haber entrenado conmigo.

Aunque bueno, ese es mi ideal de entrenamiento, a la hora de la verdad nos podemos encontrar con una serie de limitaciones o de obstáculos para entrenar con un entrenador personal, bien, sólo tenemos que pararnos a pensar en nuestros objetivos, en valorar cuánto deseamos conseguir nuestro objetivo y, sobretodo, cuánto vamos a invertir en él, en tiempo y en dinero. Trainer con chica

Últimamente, me gusta que la gente quiera invertir más en su salud, que decidan contratar mis servicios por un problema de salud y que me digan, “es que te he visto trabajar, me gusta cómo lo haces y creo que vas a ser la persona que me ayude a sentirme mejor” menuda responsabilidad, ¡voy a ayudar a una persona a sentirse mejor!

He de reconocer, que una de las experiencias más gratificantes que he tenido es una señora que me dijo que desde que seguía mis pautas, ya no tenía dolor al subir las 4 escaleras del portal de su casa.

Ahora bien, si finalmente te decides a contratar un entrenador personal, tienes que tener claras una serie de cosas, básicamente, qué esperas de tu entrenador, qué es lo que quieres conseguir objetivos a corto y a largo plazo, no puedes pretender que tu entrenador te lo dé todo hecho, ¡ojalá fuera tan fácil! Tus objetivos deberán ser específicos, medibles y tangibles, sólo así podrás exigirle a tu entrenador en medida de tu esfuerzo, de nada sirve que te den una paliza en el gimnasio, si luego no vuelves en toda la semana, el que se lo curra, lo consigue (recordando una frase de mi gran amiga Helena).

Entrenarás con seguridad, con energía, con técnica porque habrá una persona en la que inviertes para que las ejecuciones de tus ejercicios sean perfectas y así eliminar cualquier riesgo de lesión, con lo cual, estarás invirtiendo en salud.

Si lo que tienes es una falta de tono, una lesión y quieres recuperarte o evitar tener una lesión más grave que te pueda incapacitar en cierta manera en tu trabajo, más que nunca necesitarás hacer esa inversión en salud. Chica Rehabilitación

Cierra los ojos y párate a pensar, tómate el tiempo que necesites, respira profundamente y, cuando estés preparado, hazte la siguiente pregunta, ¿cuánto realmente estarías dispuesto o dispuesta a invertir en tu salud?

Última actualización: 21/03/2013 a las 10:00

Ofelia Aláez

Foto Ofelia Aláez

Soy entrenadora personal, instructora de Actividades Dirigidas, especialista en step avanzado y durante varios años me he dedicado a la gestión deportiva. Pongo pasión en todo lo que hago porque es la única manera de que los proyectos salgan adelante. En continua formación.

Sigue leyendo