Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Chica corriendo por la mañana

A todo el mundo le pasa, realizar un cambio en nuestro estilo de vida o en nuestra rutina deportiva afecta durante el tiempo de adaptación.

Hasta los deportistas más habituados a todo tipo de actividad física sufren de este mal de adaptación una vez cambian radicalmente sus ejercicios diarios por otros más innovadores o revolucionarios.

Hoy os vamos a indicar los errores de corredores amateurs que suele darse al iniciarse en esta actividad.

Un inicio algo convulso

Algunos errores de novato pueden durante días e incluso semanas, y puede que la persona que se está iniciando no consiga enmendarlos, pero lo más lógico es que, con trabajo y esfuerzo por su parte, sí lo haga.

Aunque podría convertirse en una tara que le impida avanzar en esta actividad, concretamente en la carrera.

Quienes se inician en el running suelen venir de un previo entrenamiento general, ya sea en gimnasio o al aire libre.

Generalmente estos novatos suelen comenzar con largas caminatas para adecuar a sus pies en la pisada y poco a poco van aumentando la velocidad del paso para habituarse lentamente a la carrera.

Los pasos serían los siguientes: caminata, marcha, trote y carrera. Esto es un buen hábito, ya si nos aventuramos de primeras a iniciar una carrera podremos tener graves problemas.

Chico iniciándose en la carrera

Estos problemas podrían traducirse en lesiones musculares en tobillos o rodillas, incluso en la espalda. Además nuestras articulaciones no estarán preparadas de repente para soportar esta actividad y nuestras rodillas tampoco nuestro peso durante una carrera.

Nos daremos cuenta enseguida que deberíamos haber entrenado algo más antes de iniciarnos de sopetón. Un poco de caminata, otro poquito de bicicleta e incluso algo de comba muy leve para adecuar a nuestros tobillos en la carga que deberán soportar posteriormente.

Además de esto, nos sentiremos más cansados que de costumbre, ya que si venimos de la inactividad diaria, nuestros músculos no estarán listos para soportar este tipo de actividad.

Por otro lado se agravará nuestra situación o sensación de cansancio debido a la incapacidad de nuestros pulmones de sintetizar tanto aire durante la carrera, generando rápidamente el llamado flato y las agujetas del día siguiente.

Así que si quieres iniciarte en el running deberás adecuar tu cuerpo por completo comenzando por las plantas de los pies y subiendo hacia arriba poco a poco.

Con actividades que vayan de lo más sencillo a lo más complejo, acompañaremos un buen calentamiento y una vuelta a la calma en condiciones.

Si no lo hacemos correctamente sufriremos lesiones o sobrecargas de la manera más fácil y rápida posible.

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo