Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

La actividad física como medio para evitar el hábito nocivo del tabaco

Hombre fumando

En nuestro blog queremos que todos y cada uno y de nuestros lectores tengan una vida sana y llena de éxitos. Todo esto sólo se consigue con el trabajo diario y constante a nivel profesional, social y personal.

La riqueza de una vida sana radica en mantenerse constante en unos hábitos saludables que nos harán vivir de la manera más completa y menos peligrosa posible.

El tabaco es un hábito muy nocivo que impera en nuestra sociedad actual y que unos más que otros queremos erradicar de una vez por todas.

¿Qué es el tabaquismo?

El tabaquismo es una enfermedad de carácter crónico que se caracteriza por ser drogodependiente, es decir una adicción que depende de una droga, en este caso el tabaco.

La nicotina es una sustancia que mantiene atados a los fumadores a este vicio y día a día las tabacaleras, empresas que suministran este producto a la población, añaden aún más nicotina a sus cigarros.

Sus peligros

Señal de prohibido fumar El grave problema del tabaquismo radica en que las personas fumadoras y que dependen totalmente del tabaco para poder vivir con tranquilidad, pierden su propia libertad de decisión y se ven obligados irremediablemente a mantener este hábito tan nocivo. Algunas personas fumadoras saben y son conscientes del mal hábito al que están sometidas, sin embargo la adicción ha llegado a tal punto que ni conociendo los riesgos mortales que esto conlleva, dejan de fumar.

Dos perjudicados: Activos y pasivos

En una sociedad actual en la que cada vez menos gente consume tabaco y más son las personas las que lo dejan de lado gracias a ayuda de profesionales o simplemente con su fuerza de voluntad, hay menos sitios públicos en los que se puede consumir tabaco.

Sin embargo siguen existiendo los fumadores activos y pasivos. Los activos son aquellos que tienen este maldito hábito y que fuman, y los pasivos son los que sufren el día a día de estos fumadores activos, los que respiran ese humo tóxico sin quererlo.

Los fumadores pasivos, ya sean hijos, amigos o compañeros de trabajo de fumadores respiran cerca de 4000 sustancias tóxicas que contiene el humo del tabaco.

Estas sustancias se van acumulando con el paso del tiempo en el organismo pudiendo algún día generar enfermedades. Algunas de estas sustancias tienen efectos menos graves que otras, pero algún daño hacen en el organismo sano.

Las enfermedades que generan estos humos pueden tardar en manifestarse entre 10 y 15 años desde que se empieza a fumar, tanto para el activo como para el pasivo.

¿Qué podemos hacer ante esto?

En la actualidad, en muchos países del mundo industrializado son mayoría los lugares en los que no se permite fumar.

Sobre todo lugares de uso público como los transportes urbanos, los centros comerciales, pabellones deportivos y en algunos campos de fútbol como en el Camp Nou de Barcelona.

Es una buena medida para que la gente aguante el ‘mono’ de fumar, esa adicción incontrolable. Con estas medidas se cohíbe a los fumadores y aún en sitios en los que sí se puede fumar, ellos, o la mayoría de ellos, se sienten desplazados de la sociedad.

Imagen de cajetilla de tabaco

Cada cajetilla de tabaco o cartón contiene información acerca de las graves consecuencias que el tabaco genera en el cuerpo humano, tanto del que lo consume como del que lo respira irremediablemente.

Primero se comenzó con frases del tipo “fumar puede matar”, para luego pasar a algo más directo como “fumar mata”. Actualmente a estos mensajes les acompaña una imagen desagradable de las enfermedades que provoca el tabaco en el organismo.

En cuanto al tratamiento, como ya hemos comentado, se ha comenzado por prohibir el consumo de tabaco en lugares de uso público e informar en las cajetillas de sus consecuencias.

El siguiente paso será seguir restringiendo el consumo de tabaco en más zonas públicas como la propia calle. En Italia hay algunas ciudades en las que sólo se permite fumar en la propiedad privada del hogar.

Eso fue una medida del anterior gobernante Silvio Berlusconi que se impuso tajantemente de la noche a la mañana. Pienso que es mejor ir paulatinamente adaptando medidas y prohibiendo el consumo en lugares poco a poco.

Una solución efectiva: La actividad física

La actividad física es una buena medida para aquellos que quieren dejar el tabaco. Digo esto porque si a una persona le gusta hacer deporte habitualmente y comienza a fumar o ya es fumadora habitual, notará cómo su rendimiento está bajando.

La reducción de la capacidad pulmonar es una de las consecuencias del hábito fumador, algo que lleva a algunos deportistas a decantarse por evitar el tabaquismo para poder seguir con su actividad preferida.

Sin embargo también existen personas que aun viendo que este hábito nocivo no es bueno para seguir con su actividad física, están tan enganchados al tabaco que prefieren dejar la actividad física de lado para seguir consumiendo tabaco con tranquilidad.

Así luego llegan las personas sedentarias, tumbadas en el sofá que padecen obesidad y tabaquismo, una muy mala combinación, yo diría que mortal a medio plazo.

Amanecer

Si una persona fuma, significa que ha necesitado este hábito debido a razones de socialización o por el simple hecho de que le relaja.

La mayoría de la gente que empieza a fumar es debido a la primera de las razones. Alguien que no fuma y tiene conocidos en el trabajo que sí lo hacen, es motivo suficiente para empezar con el hábito y poder socializarse más constantemente con ellos.

Estas personas acaban dependiendo del tabaco para salir a la calle simplemente y acaban totalmente enganchados y adictos a ello.

Con la actividad física las vías respiratorias se abren más para dejar paso a una mayor cantidad de oxígeno necesaria para que nuestra sangre nutra lo suficiente a los músculos que estemos usando.

Si tenemos las vías más pequeñas u obstruidas por culpa del tabaco, conseguiremos llegar a un estado de fatiga física y mental mucho antes.

Así que la solución para seguir haciendo actividad física sin agotarse en poco tiempo es evitar el consumo de tabaco irremediablemente y no rodearse constantemente de personas que tengan el hábito del tabaco como un grupo de amigos fumadores, familia que fuma constantemente, etc.

Última actualización: 05/06/2013 a las 12:40

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo