Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Las flexiones pliométricas para aumentar la potencia muscular del tren superior

Chica realizando flexiones pliométricas

El uso de máquinas en gimnasio para ejercitar nuestros brazos nos proporcionará fuerza y sobre todo volumen o definición, pero a la hora de realizar gestos deportivos, no nos ayudarán en demasía.

Un deporte como, por ejemplo, el boxeo, deberá ser entrenado de manera que utilicemos nuestro propio peso con distintos movimientos humanamente posibles.

Los ejercicios pliométricos son los ideales para ello y hoy os vamos a enseñar de qué se trata.

¿Qué necesitamos?

Antes de nada, debemos advertir que toda persona que se inicie en estos ejercicios pliométricos deberá tener una condición física buena para ello.

Y como en esta ocasión nos centraremos en las flexiones pliométricas, el individuo deberá dominar la técnica de las flexiones previamente.

Necesitaremos también una colchoneta para realizar la flexiones y amortiguar las caídas y palmeos.

Muchos de vosotros habréis visto a gente realizar este ejercicio en algún entrenamiento, poco frecuente en el gimnasio pero sí en deportes de lucha como el boxeo que necesitan ganar potencia y rapidez en el golpeo del brazo.

Con una buena técnica y dentro de una rutina deportiva adecuada, las flexiones pliométricas se convierten en un excelente ejercicio para el tren superior.

Técnica de flexiones

¿Cómo realizarlas?

Este tipo de flexiones se realizan dando un empujón explosivo con las palmas en la colchoneta y separarnos en el aire unos centímetros del suelo.

Es decir, una vez hayamos ‘cogido vuelo’ descenderemos y amortiguaremos la caída flexionando los codos a la par volviendo a impulsarnos posteriormente estirando los brazos por completo y realizando otro ‘vuelo’.

De este modo tendremos una fase concéntrica impulsándonos y otra excéntrica recogiendo nuestro peso corporal.

Se debe realizar a la máxima velocidad posible, y de este modo es importante que cada vez que hagamos este tipo de ejercicio estemos totalmente concentrados en la ejecución del mismo, ya que un mínimo error podría acarrear una lesión en las articulaciones del hombro, el codo o la muñeca.

Un traspiés y estás fuera. Así que lo primordial, como hemos dicho antes, es conseguir previamente una buena técnica de flexiones normales y más tarde probar con las pliométricas.

Joven con pliométricas

Una vez hayamos dominado unas y pasado a éstas, el tipo de rutina no será nada complicado de realizar. Simplemente con unas 5 series de 10 repeticiones cada día podremos conseguir una potencia envidiable en brazos y pecho.

Tras el ejercicio, entre serie y serie sería recomendable realizar estiramientos de las zonas trabajadas.

En el siguiente vídeo podréis ver algunas de las variantes normales y más espectaculares que se pueden hacer dentro de las flexiones pliométricas.

Algunos de los tipos son sólo para aquellos expertos que llevan mucho tiempo realizándolas y han conseguido una potencia en el tren superior de proporciones épicas.

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo