Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cualquier momento es bueno para empezar a hacer deporte

Chicas corriendo en cintas del gimnasio.

No existe una norma general. Cualquier momento es bueno para empezar a hacer deporte. Al igual que: “nunca es tarde si la dicha es buena”. El deporte exige sacrificio y dedicación por nuestra parte, pero también nos aporta muchos beneficios. Desde SportAdictos intentaremos incentivar a la gente para que abandone sus métodos de vida sedentarios y empiece a sudar la camiseta.

Empezar desde cero siempre va a resultar duro y costoso, más aún cuando llevamos mucho tiempo sin realizar ningún tipo de actividad física. Es importante aclarar que no existe el momento ideal para empezar a hacer deporte. Todo momento es bueno para comenzar, y a su vez todo lo que realicemos tendrá su repercusión positiva en nosotros. El único entrenamiento que no es beneficioso para nuestro cuerpo es el que no se llega a realizar.

Chica haciendo deporte por la playa

A continuación, explicaremos una serie de consejos que pueden ayudarnos según la época del año en la que comencemos:

  • Las dos primeras estaciones naturales del año son la primavera y el verano. Con el buen clima, no hay excusas para intentar recuperar el físico perdido durante la Navidad, ya que en ésta es donde más sedentarios nos volvemos y cuando más descuidamos nuestra alimentación. No podemos esperar un milagro, pues todo proceso de construir nuestro cuerpo, ya sea perder peso, aumentar volumen o tonificar requiere que nos lo tomemos con calma. Lograremos una gran evolución si somos capaces de salir a correr, montar en bicicleta o nadar en algún momento del día. Lo correcto es comenzar sin grandes presiones, media hora por las mañanas a una intensidad que sea capaz de “hacernos sudar” pero sin llegar a agotarnos por completo. Con el paso de los días, hemos de aumentar ese tiempo que dedicamos al deporte hasta llegar a una hora como mínimo.

  • Las estaciones de otoño e invierno son las más fastidiosas para entrenar. Llega el frío, tenemos menos horas de luz y la pereza se incrementa. A su favor, hay que decir que la desaparición del calor puede resultar una ventaja. Si no disponemos de mucho tiempo libre debido, por ejemplo, a nuestro trabajo, podemos dedicarnos a entrenar a medio día ya que no corremos el riesgo de sufrir insolación.

Chica estirando antes de entrenar

No hay excusas, comenzar “desde cero” sea cual sea el momento puede ser el inicio de una gran evolución corporal. Siempre podemos mejorar a través del trabajo duro, tanto para crecer de forma física, o mantenerse en el estado que consideremos a nuestro propio gusto como óptimo.

Carlos Almansa Castillo

Foto Carlos Almansa Castillo

Soy un joven estudiante del Grado de Educación Primaria, amante del deporte y las nuevas tecnologías. A mis 20 años de edad, he comprobado que lo mejor es estar agusto consigo mismo manteniendo una vida sana y saludable.

Sigue leyendo