Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El Mito de la Semana, sudar y adelgazar van de la mano

Chico tras una actividad intensa

Los mitos están para plantearlos, experimentar con ellos y finalmente aprobarlos o desmentirlos. En nuestra particular sección vamos a echar abajo el mito que habla sobre la relación existente entre sudar haciendo actividad física y adelgazar. Cuando sudamos durante la práctica de un deporte o en el gimnasio podemos llegar a pensar que estamos adelgazando, pero debemos hablar con propiedad y tenemos que decir que lo que en realidad estamos haciendo es perdiendo peso. Sí, así es, sudar y perder peso son dos conceptos que sí van de la mano, pero no adelgazar.

Hidratarse durante una carrera

El concepto de adelgazar es algo ambiguo. Unos piensan que adelgazar significa perder peso y otros perder grasa. Estos últimos son los que creen que este mito del sudor es cierto. Cuando una persona suda, está eliminando agua corporal y, por lo tanto, pesamos menos. Lo que no se pierde es grasa, ni visceral ni periférica, motivo por el cual la gente se sube a las máquinas de tipo cardio cada día en el gimnasio de turno o sale a correr por la calle como medida más efectiva. No os voy a quitar la razón en cuanto a utilizar esta técnica como método adelgazante, pero tened en cuenta varias cosas.

Los que visitéis el gimnasio muy asiduamente siempre veréis a las típicas personas que intentan perder grasa y, por ende, peso corporal por medio únicamente de ejercicios cordiovasculares. Subimos a máquinas como la cinta, la bicicleta estática, la elíptica o el stepper intentarán eliminar esa grasa que a todos nos sobra por alguna zona del cuerpo. Incluso en mi caso he podido ver a algunas personas que en épocas como la que vivimos ahora, con temperaturas en el sur más bien altas, acuden al gimnasio con vestimenta más bien de inviernos crudos londinenses. Como locos, vamos.

Algunas personas se suben a las máquinas o sale a correr y piensan que por salir 10 o 15 minutos y sudar como los pollos van a perder esa grasa que tanto les molesta. No es así, la grasa no desaparecerá si el ejercicio no se prolonga al menos 30 minutos en el tiempo y manteniendo unas pulsaciones en un nivel superior al 65-70% de la capacidad cardíaca máxima de la persona. Así que debemos mantener un ritmo y si no aguantamos más de 10-15 minutos, al día siguiente sí lo haremos. Así sucesivamente hasta llegar a nuestro objetivo de mantener un ritmo constante con pulsaciones medio-altas durante más de 30 minutos en cada actividad que realicemos.

Chica exhausta tras el ejercicio

Sólo así estaremos perdiendo grasa. Y tened en cuenta el tema de la hidratación, ya que en cuanto acabamos la actividad nos apetecerá beber algo. No os atiborréis y, aunque recuperaremos el peso perdido por la actividad con el líquido, la grasa se perderá si cumplimos las condiciones anteriores. Ya sabes, hidrátate cuando lo necesites, sé constante en tu día a día, acompaña tu actividad con una dieta equilibrada y ya nos contarás cómo te ha ido en unas semanas.

Última actualización: 11 de June, 2013

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing online y perfeccionamiento de medios. Siete años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo