Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Indicadores de una posible deshidratación mientras entrenamos

Portada del artículo

Durante nuestro entrenamiento entran en juego múltiples factores, ya sean ambientales o propios, que nos pueden hacer bajar el ritmo de entrenamiento y que el mismo no sea tan bueno como debería.

Uno de esos factores que son tan importantes es la correcta hidratación de nuestro cuerpo, la cual debe ser siempre buena, ya que puede provocar consecuencias graves en nuestro organismo si los niveles de deshidratación son altos, y más en la estación del año en la que estamos según a que horas.

– Boca seca y sensación de sed: Está claro que son las principales sensaciones de deshidratación, y es que no solo las experimentamos cuando hacemos deporte.

Para evitar estas sensaciones, es importante ingerir una adecuada cantidad de líquido antes de hacer cualquier deporte, pero también es importante hacerlo mientras nos ejercitamos para poder así rendir al máximo.

– Sensación de fatiga o cansancio: Es normal que nos cansemos a medida que hacemos ejercicio, lo que no es normal es que estemos fatigados o cansados antes de ello, lo cual sería una sensación inequívoca de que la hidratación de nuestro cuerpo no es correcta, y es que la falta de líquido en el cuerpo hace que disminuya la energía y por lo tanto los músculos no responden como deberían.

Hombre deshidratado

– Se eleva la frecuencia cardíaca: Esto se debe a que el agua en nuestro interior contribuye a controlar la temperatura corporal, por lo tanto, si hacemos ejercicio y la hidratación no es correcta, tendremos problemas con la temperatura interior de nuestro cuerpo, además de tener problemas con la circulación sanguínea, por lo que aumenta la frecuencia cardíaca.

Esto solo lo podremos notar si la conocemos nuestra frecuencia con anterioridad.

– Dolor de cabeza: Dependiendo de los niveles de líquido en nuestro cuerpo, el cuerpo reacciona produciendo dolores de cabeza, siendo fuertes si la deshidratación es muy alta.

Esto se debe a una incorrecta circulación sanguínea en la cabeza por falta de líquido. Esto no quiere decir que los dolores de cabeza sean exclusivos de la falta de hidratación, pero si puede ser un factor a llevar en cuenta.

– Náuseas y mareos: Son la expresión más violenta de la falta de hidratación en nuestro cuerpo, y son muestra, como podemos comprender, de una deshidratación severa de nuestro organismo, por lo que aconsejamos parar de hacer ejercicio, no solo por el riesgo en si mismo, sino porque pondríamos en riesgo nuestra propia salud.

Estos son algunos ejemplos de lo que nos puede pasar si no conseguimos tener una buena hidratación, aunque existen otros ejemplos.

Lo que siempre tendremos que llevar en cuenta es la cantidad de líquido que tomamos tanto antes como durante el esfuerzo físico para no tener así que sufrir ninguna consecuencia.

¡Cuéntanos tus experiencias!

Última actualización: 14/03/2014 a las 01:46

José Enrique Vacas

Foto José Enrique Vacas

Cordobés, licenciado en Ciencias Ambientales y estudiante continuo del medio. Aficionado al deporte desde que me conozco, interesado en innumerables temas y abierto siempre a nuevas experiencias. Siempre hay algún sitio por donde viajar y aprender.

Sigue leyendo