Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Qué hay detrás del usado término “retengo líquidos”?

Personas pesandose

La preocupación por haber subido algún kilo siempre está ahí, y más ahora después de las vacaciones de verano en las que nos hemos rodeado de grandes comidas y más de un capricho. Pero siempre los hay que en lugar de reconocer sus excesos y asimilar que su aumento de volumen y peso ha sido por sus “caprichos”, prefiere pensar que retiene líquidos y por eso se siente hinchado/a.

Lo que mucha gente no sabe, es que retener líquidos no es ninguna tontería y no deja de ser tan importante como el hecho de haber incrementado su masa grasa.

¿Qué es?

La comúnmente llamada “retención de líquidos” aunque no es una enfermedad, si que es un síntoma de que algo no funciona correctamente.

No es más que un acumulo de líquidos en diferentes cavidades del cuerpo pero que hay que controlar ya que una retención excesiva puede ser síntoma de una enfermedad mayor.

Normalmente se suelen observar en piernas y tobillos y a nivel abdominal y se podría sospechar de su presencia si tras presionar la zona hinchada con el dedo se observa una “abolladura” con claridad.

¿A qué se debe?

Como su propio nombre indica, se produce por una acumulación de líquidos en los tejidos de nuestro cuerpo por las siguientes causas:

  • Vasos linfáticos que no pueden transportar el exceso de líquidos.
  • Tener mala circulación.
  • Por afecciones en órganos como el hígado y el riñón.
  • Por alteraciones hormonales (como en el caso del embarazo o la menopausia).
  • La edad (mientras vamos avanzando en edad, la capacidad renal para eliminar líquidos disminuye).
  • Por exceso de peso.
  • El sedentarismo.
  • El uso de determinados medicamentos tales como antiinflamatorios.
  • El uso de anticonceptivos (los anticonceptivos orales poseen estrógeno, una hormona que en cantidades altas activa la secreción de aldosterona que hace que el riñón almacene mayor cantidad de agua).
  • Llevar una dieta rica en sal.

Hombre con sobrepeso

¿Qué debemos hacer en caso de padecerla?

Para tratar esta situación lo primero que hay que hacer es identificar el motivo por el que se produce en cada persona, función de especialistas. Una vez identificado, además de las pautas que se manden para cada caso suele ser útil modificar ciertos aspectos alimentarios y hábitos diarios:

  • Estar más activos y practicar deporte en la medida de lo posible ayudará a largo plazo, especialmente si la causa es circulatoria.
  • Deberemos reducir el consumo de sal, no solo la que añadimos a los menús que hacemos si no también controlar el consumo de alimentos ricos en sodio (embutidos, conservas, sopas y purés comerciales, productos precocinados…).
  • Potenciar los alimentos ricos en potasio como son las frutas y verduras, ya que el potasio es uno de los minerales que intervienen en el equilibrio hídrico.
  • No dejaremos de beber agua y deberíamos llegar al menos a los 2 litros diarios.
  • Deberemos fomentar el consumo de aquellos alimentos y sustancias con capacidad diurética como son: diente de león, cerezo, achicoria, perejil, té verde, espárragos, sandía, piña y/o melón.

Si bien es cierto que la retención de líquidos puede darse habitualmente y más en mujeres, hay que tener en cuenta que no es lo mismo el aumento de peso por acumulo de masa grasa que por retención de líquidos y que ambos casos son situaciones que debemos controlar.

Última actualización: 11 de September, 2013

Stefani Lozano

Foto Stefani Lozano

Como Dietista-Nutricionista que soy me encanta todo lo relacionado con la salud, la nutrición y la buena vida en general. No me gusta estar quieta y por eso no he parado de hacer cursos relacionado con mi profesión para ser lo más completa posible, de hecho dentro de poco podré decir que también soy Técnico de Laboratorio. Me encanta viajar y pasar tiempo fuera de casa, la verdad que soy algo hiperactiva.

Sigue leyendo