Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

La publicidad engañosa de los alimentos aparentemente sanos

supermercado

Para hacer elecciones correctas en cuanto a los alimentos que compramos, debemos saber que, en muchas ocasiones, las empresas alimenticias añaden ingredientes a productos que en primera instancia podían considerarse sanos.

El principal añadido perjudicial seguramente sea el azúcar, que además suele enmascararse hábilmente por los fabricantes.

Éstos a menudo no dudan en etiquetar sus productos como simplemente bajos en grasa. Vemos que el fabricante resalta hábilmente la parte que le interesa, pero oculta lo que le conviene con el objetivo de hacernos comprar su producto induciéndonos a pensar que es beneficioso para nuestro organismo.

Qué son en realidad

Un producto puede ser integral, bajo en grasa y natural, pero contener un exceso de azúcar o de sal, quedando lejos de nuestra dieta ideal.

Lo mejor en estos casos es leer al menos la información nutricional y los ingredientes para tener una idea de lo que realmente consumimos.

Conocer de antemano los trucos que se suelen utilizar también nos será muy útil, por lo que vamos a ver algunos alimentos aparentemente sanos que no lo son tanto:

  • Yogur con fruta: aunque yogur y fruta son saludables, no es extraño que contengan mermelada de fruta y una gran cantidad de azúcar.

    Mejor optar por yogures light, que contienen mucha menor cantidad.

  • Alubias de lata: pese a los beneficios de la fibra, las alubias suelen enlatarse en una salsa que contiene azúcar blanco y moreno.

    La alternativa ideal son las alubias enlatadas en agua, sin el azúcar extra.

barra nutricional

  • Barras de cereales y fruta: suelen estar hechas con avena, un producto indispensable para una alimentación sana, pero los copos de avena suelen pegarse con miel o similares, con una alta concentración de azúcar.

    Es preferible consumir simplemente cereales con leche.

  • Ensaladas de pasta: incluyen gran variedad de verduras frescas, aunque a menudo incluyen harinas blancas.

    Mejor una ensalada de huevo.

  • Picatoste: también usa harinas refinadas como las del pan blanco, un alimento con un índice glucémico superior al azúcar.

  • Frutas enlatadas: son frutas, pero con una gran cantidad de azúcar. Media taza de fruta enlatada contiene 23 gramos de azúcares adicionales.

Algunos refrescos gaseosos y zumos comerciales tienen también un alto contenido de azúcar.

Las salsas y aliños comerciales para ensaladas pueden tener un alto contenido en grasa, y las mantequillas light siguen siendo muy calóricas.

Por supuesto, debemos tener en cuenta que otros muchos productos sí cumplen realmente con lo que prometen, son saludables y no ocultan una gran cantidad de azúcar u otras contrapartidas tras un “bajo en grasa”, y por eso es tan importante estar bien informados y no caer tampoco en la falsa creencia de que todos intentan engañarte.

Última actualización: 16/03/2014 a las 11:19

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo