Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Hemos probado Shine, el cuantificador más elegante hasta el momento

Shine y logo de Misfit

En los últimos meses, se ha puesto muy de moda cuantificar toda nuestra actividad diaria –y en principio esto no es nada malo–.

Si nos fijamos un poco, existen numerosos dispositivos en el mercado que llevan la cuenta del ejercicio que hacemos a lo largo de un día.

En general –y por lo que he podido probar– casi todos los dispositivos cumplen con su cometido y nos hacen un exhaustivo registro del deporte realizado.

Lo que suele diferenciar estos dispositivos es la forma de llevarlos y en general su acabado, en este aspecto, Shine gana por goleada.

Primeras impresiones

Lo primero en lo que nos fijamos es en el tamaño de la caja y su elegancia. Se trata de un envoltorio pequeño y muy acorde con el dispositivo.

Nada más abrir la caja vemos que verdaderamente Shine es pequeño y… compacto, Shine da una sensación de resistencia tremenda.

Por otra parte encontramos diversos accesorios, como bien puede ser una llave para abrir Shine, una correa con imán o pilas de botón de repuesto.

Especificaciones técnicas

Desde el punto de vista técnico Shine cuenta con un tamaño de diámetro de 30 mm aprox., por otra parte el espesor no llega a superar los 6 mm.

En cuanto al acabado Shine está hecho totalmente de metal, lo que hace que su elegancia sea absoluta. En la parte delantera cuenta con 12 LEDs que forman un círculo y se iluminan para mostrarnos toda la información posible sobre nuestro ejercicio.

Hay que tener en cuenta que Shine es un cuantificador sumergible –una ventaja muy grande con respecto a otros cuantificadores–.

Además de ello, que tenga una batería de botón hace que su duración se alargue hasta los cuatro meses –según el fabricante, naturalmente en dos semanas que llevo probándolo no he tenido problemas de batería–.

Características de Shine

Fijamos nuestro objetivo

Lo primero que deberíamos hacer es fijar nuestro objetivo diario desde la aplicación oficial de Shine. De forma predeterminada podemos elegir entre tres niveles distintos –fácil, normal y difícil– pero también podemos fijar un objetivo exacto de forma manual.

Una vez tengamos el objetivo ya estamos listos para exprimir todo lo que puede dar Shine de sí –y lo que podemos dar nosotros–.

En la mano, como colgante, en el zapato o donde sea

Al ser tan pequeño y cómodo podemos agregar a Shine donde sea. Personalmente lo llevo en la mano a modo de pulsera –así lo utilizo también como reloj–, aunque cuando salgo a correr por ejemplo lo llevo cogido del zapato.

Desde Misfit nos recomiendan que lo llevemos o bien como pulsera, o bien en la cintura o bien como colgante, pero ya os digo, funciona en más sitios perfectamente.

Shine, el reloj más curioso que te puedes encontrar

Aparte de ser un cuantificador, Shine también es capaz de mostrarnos la hora. Para ello tan solo tenemos que pulsar dos veces sobre él.

Primero se nos mostrará el porcentaje que hemos cumplido durante ese día de nuestro objetivo. Luego aparecerá la hora. La primera luz que se enchufa muestra las horas y la segunda luz que se enchufa y es parpadeante muestra los minutos.

Teniendo en cuenta que son 12 LEDs es muy fácil guiarse.

Uso del cuantificador

Shine cuenta todo lo que caminamos y corremos durante el día

Así es, si llevamos Shine a lo largo del día veremos cómo va contando los pasos que realizamos y el esfuerzo que ponemos cuando nos movemos.

Al final del día nos mostrará por etapas la velocidad a la que hemos caminado o si hemos estado corriendo.

En bicicleta, jugando a fútbol o a baloncesto, Shine lo cuantifica todo

Pulsando tres veces sobre Shine podemos “etiquetar” una actividad concreta. Así que antes de empezar a hacer toques con el balón podéis tocar tres veces Shine y él solito nos contará los toques, por ejemplo.

Por otra parte, también detecta cuándo jugamos a baloncesto o cuándo estamos con la bicicleta.

Sí, también puedes nadar con Shine

Efectivamente, Shine es sumergible, por lo que no pasará nada si nos bañamos con él. Además es capaz de cuantificar el tiempo que estamos nadando.

En este punto Shine es superior a cualquier otro cuantificador, ya que actualmente es probablemente el único capaz de medir la natación.

Durante el día y durante la noche también

Por si fuera poco lo de la natación, Shine también es capaz de contar nuestras horas de sueño y decirnos si hemos dormido bien o no.

Por lo tanto llegamos a la conclusión de que sea el momento del día que sea, no tendremos que dejar a Shine de lado, pues es capaz de cuantificar casi cualquier actividad que realizamos.

Sincronización con el iPhone o el iPad

El dispositivo cuenta con una aplicación específica para iPhone en la App Storeapp que también es compatible con el iPad–.

Para utilizarla necesitaremos un dispositivo Apple compatible con Bluetooth 4.0. Si queréis más detalles sobre la aplicación y cómo sincronizar nuestro ejercicio os recomiendo que veáis el artículo en detalle que hemos hecho en Applesencia sobre esta aplicación.

Disponibilidad, precios y accesorios

Para hacerse con una de estas maravillas debemos irnos a la página web oficial de Shine y en la sección de compras adquirir un modelo –o dos, o tres, o los que queramos–.

Su precio es de 120 dólares además de los gastos de envío que no suelen superar los 10 euros.

Por otra parte, podemos comprar accesorios para Shine como bien puede ser un collar, una pulsera de deporte o una correa estilo reloj.

Los precios varían según el accesorio: la pulsera de deporte cuesta 20 dólares, mientras que el collar y la pulsera de reloj cuestan 80 dólares cada una.

Pueden parecer precios excesivos, pero el acabado y la calidad son insuperables.

Conclusiones finales

100

Y porque no se le puede poner más nota.

Sinceramente no he encontrado pega alguna a este gadget. Funciona correctamente y no suele cometer fallos en cuanto a la actividad realizada.

Su precio es lógico y competitivo en el mercado. Su aplicación también funciona correctamente. El soporte por parte de Misfit es el adecuado.

Y por último, el diseño y el acabado del dispositivo a mí me han enamorado. Shine sirve tanto para hacer deporte como para llevarlo vestido de etiqueta, además al ser tan cómodo y ligero hace que te olvides de que lo llevas encima.

Desde luego recomiendo Shine a todo aquel que quiera un cuantificador con clase y de calidad, por encima de cualquier otra pulserita con la que debes tener cuidado de no mojarla o de recargarla.

Misfit Wearables | Shine

Última actualización: 23/12/2019 a las 11:57

Cristian Rus

Foto Cristian Rus

Escribo sobre tecnología y cultura contemporánea en varios medios especializados siempre teniendo como objetivo final aportar algo realmente útil. Tienes más información al respecto en mi página web. Puedes contactarme por Twitter en @CristianRus4, aunque también puedes escribirme un email si lo prefieres.

Sigue leyendo