Qué clases de zumos existen y qué beneficios aportan

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Sabemos que existe una gran cantidad de clases de zumos en el mercado, y cuando los vemos en el supermercado nunca sabemos cuál será más beneficioso para nosotros. Que si 100% natural, que si concentrado, que si néctar… Y las compañías tampoco nos lo ponen claro en los envases, cada vez más enrevesado. Vamos a aclarar tus dudas para qué sepáis qué estáis comprando.

Gran variedad de zumos

Siempre hemos dicho que tomar líquidos mantiene el nivel de agua en el cuerpo de una manera eficaz, y si además son zumos, provenientes de frutas, mayor será el número de nutrientes que estemos ingiriendo y mayores los beneficios de esta toma. Sin embargo hoy en día son más las clases de zumos que encontramos en las estanterías del supermercado, clases que no sabremos diferenciar a primera vista y que necesitaríamos la ayuda de un experto en la materia para saber qué nos estamos llevando.

La mayoría nos movemos por impulsos y si un zumo que hemos comprado anteriormente ha gustado en casa, seguiremos llevándonoslo hasta que cambien los gustos. Pero no nos paramos a pensar en si será o no beneficioso para nuestros hijos o para nosotros mismos. Vamos a ver los tipos que hay y vosotros decidís cuáles son los mejores. Recordad que la fruta sigue siendo mejor entera que en zumo.

Zumos concentrados

Se pueden encontrar como concentrados o reconstruidos. Son los que parten de un zumo exprimido previamente que pasa por varios procesos de conservación, incluso por una deshidratación, eliminando hasta el 80% de agua natural que se encuentra en la fruta. Se mezcla con agua y se le añaden colorantes, azúcares y conservantes para que su sabor final pueda parecerse al de la fruta directamente exprimida. Se conservan durante grandes periodos de tiempo, es sería su única ventaja.

Zumo natural

Este zumo es el que todos nos podemos hacer en casa. No sufre ningún tratamiento especial y conservará así todos los nutrientes y vitaminas si nos lo tomamos al momento de haberlo procesado. Es el zumo más beneficioso porque conserva todos los componentes de la fruta de los que tanto hemos hablado en otras ocasiones. Y podremos hacernos en casa zumo muy diuréticos como el zumo verde.

Zumo 100% exprimido

Esta clase de zumo podría parecer, a primera vista, el más sano o beneficioso. Sin embargo se trata de zumo totalmente exprimido pero que pasa por un proceso de pasteurización en el que se van a diferenciar dos tipos de zumos: los que se conservan más y los que no. Los que no, pasarán a exponerse en frigoríficos y los que más se conservan, sin refrigerar. Los que se refrigeran son los que mantiene mejor el sabor original de la fruta exprimida, por contra duran menos. Serían los más cercanos al zumo natural que te preparas en casa.

Néctar de frutas

Por llamarse así a veces atrae a más gente que por llamarse “zumo”. El néctar es una bebida compuesta por zumo de fruta, agua y azúcar. En esta clase de bebida el contenido en zumo natural se sitúa en un mínimo de 45%, medida que todos los fabricantes toman al dedillo. Por lo tanto es mejor tomar zumo a base de concentrado que néctar. Si tomamos mucho néctar durante un buen tiempo, que tiene fructosa, podría provocar en el organismo resistencia a la leptina, hormona que regula el nivel de grasa en sangre. Las alteraciones en el metabolismo serían las primeras causas.

Archivado en Bebidas, Néctar
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion