Desarrollo de brazos con el curl de bíceps con mancuerna

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El curl de bíceps con mancuerna es un ejercicio idóneo para el desarrollo de los brazos. De una u otra manera, es habitual tenerlo en nuestra rutina de entrenamiento ya que ejercita diferentes partes del bíceps de una forma muy intensa y concentrada. Por eso, vamos a explicaros cómo trabajarlo correctamente así como los distintos beneficios que nos genera.

ejercicio de bíceps

Los bíceps son uno de los músculos más deseados por la mayoría de las personas, tanto para hombres como para mujeres. Mientras que a los chicos nos gusta tener un bíceps grande y musculado, a las chicas les gusta tenerlo fino y tonificado. Hay muchas formas y muchos ejercicios para trabajar el bíceps, pero hoy nos vamos a centrar en un ejercicio muy conocido, el curl de bíceps con mancuerna, el cual he de reconocer es uno de mis ejercicios preferidos.

El curl de bíceps con mancuerna es un ejercicio concentrado que permite trabajar los bíceps de forma aislada, sin involucrar ni trabajar ningún otro músculo de forma secundaria, por lo que nos deja dedicarnos a ejercitar el bíceps de forma íntegra, teniendo por tanto un mayor desarrollo. Por ello que sea un ejercicio muy utilizado por culturistas y afines a la musculación y al fitness. Además, dada la facilidad de su ejecución, es un ejercicio que podemos realizar incluso en casa, aunque no dispongamos de mancuernas. Entonces, ¿cómo se ejecuta? ¿en qué consiste?

Forma de ejecución

El curl de bíceps con mancuerna es un ejercicio simple y sencillo, pero es importante saber exactamente cómo ejecutarlo para ejercitarlo de la mejor manera posible además de prevenir cualquier lesión. Se basa en la contracción y extensión del brazo con una mancuerna, de forma individual, estando sentados en cualquier banco o silla donde podamos tener las rodillas flexionadas en torno a 90 grados.

Curl concentrado movimiento

Una vez sentados, debemos abrir las piernas y echarnos hacia delante, siempre teniendo la espalda recta, evitando posibles dolores. Colocamos así el codo del brazo que vamos a trabajar en la parte interna del muslo, de forma que la parte superior del brazo quede en posición vertical y la palma de la mirando hacia arriba para sujetar la mancuerna. Es fundamental tener el codo bien apoyado en el muslo, pues nos permitirá emplear toda la fuerza del bíceps en la contracción del brazo para subir la mancuerna.

Estando ya colocados y con el brazo extendido, el ejercicio consiste en levantar la mancuerna hacia nuestros hombros doblando el brazo y subiendo únicamente el antebrazo, quedando las demás partes del brazo inmóviles. Esto nos permite centrar casi todo el ejercicio en el bíceps, con lo que se logra una carga extrema. Además, asegúrate de mantener la muñeca totalmente rígida, para mejorar el levantamiento y evitar posibles lesiones. Una vez arriba, tan sólo queda extender el brazo y, eso sí, de una forma lenta. Después, repite con el otro brazo. Ten en cuenta que la forma de realizar el ejercicio determina el desarrollo del músculo, y realizando la ejecución lentamente conseguiremos cargar nuestro bíceps al máximo.

Explicado el mecanismo, hay que hacer un apunte. Aunque este ejercicio centra su ejecución en el bíceps, también hay algo de trabajo en el antebrazo, por lo que también puedes notar como se carga, ya que son músculos agonistas.

¿Cuándo realizarlo?

Al ser un ejercicio de concentración, es importante destacar su importancia dentro del orden de los ejercicios. Este tipo de ejercicio resulta excelente para congestionar el músculo después de haberlo trabajado con grandes pesos. Por ello, no hagáis al principio de vuestras rutinas este tipo de ejercicios de concentración y dejadlo para el final, para terminar de cargar el músculo. Además, como notaréis, no es necesario meter mucho peso para congestionar el bíceps con ejercicios de concentración. Es idóneo terminar de ejercitar nuestro bíceps realizando este ejercicio, habiendo realizado anteriormente otros ejercicios con otro tipo de agarre, para estimular todas las distintas partes del músculo.

Exactamente, realizando el curl de bíceps con mancuerna, nos dedicamos a congestionar con una gran tensión la cabeza larga del bíceps, así como el braquial anterior, que son las partes del músculo que se trabajan con este tipo de agarre.

Asimismo, acuérdate que en este mundo, la calidad es más importante que la cantidad, y aún más realizando este ejercicio. Es decir, procura realizar bien el ejercicio más que aumentar el peso de la mancuerna, pues lograrás estimular y desarrollar más y mejor el músculo.

Si no lo tienes en tu rutina de entrenamiento, ya tienes motivos de sobra para incluirlo. ¡Verás los resultados!

Archivado en Beneficios, Consejos, Estiramientos, Gimnasios, Músculos, Técnica
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs