Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Sobreentrenamiento: causas y consecuencias

Fatiga

Es uno de los problemas de salud que más se repiten en aquellas personas que practicamos deporte. Se suele llevar el cuerpo al límite para notar que verdaderamente hemos trabajado, pero en ocasiones sobrepasamos esa meta y nuestro cuerpo lo paga. Conocer las causas y los efectos del sobreentrenamiento ayudará a evitarlo y a que rindamos de una manera más eficaz. Supérate siempre pero establece un límite para que el entrenamiento no ejerza el efecto contrario.

Cuándo y cómo aparece

El sobreentrenamiento tiende a aparecer normalmente en las primeras sesiones de entrenamiento, sobre todo si el deportista comienza a practicar deporte por primera vez. Es normal que se quiera conseguir el objetivo lo antes posible, pero siempre con cierta cautela y paciencia. Los resultados tardan en llegar, y el descanso es imprescindible para conseguirlo. Recuerda, la recuperación también forma parte del entrenamiento.

Algunas de las causas más comunes que provocan la aparición de este tipo de fatiga son:

  • Entrenamiento: la causa más común se debe a un exceso de volumen de trabajo a la semana, o simplemente el tiempo o intensidad empleado en una sesión. Trabaja con tu propia sensación de cansancio, y aunque es bueno llegar a él, nunca lo sobrepases. Ello puede derivar en una lesión muscular importante que haga que tu rendimiento sea inferior al que puedes dar.

  • Déficit alimenticio: no comer de forma regular y sana nos puede pasar factura haciendo ejercicio. Consume una cantidad mínima de hidratos de carbono al día, especialmente aquellos en los que el entrenamiento sea más duro. Haz cinco comidas al día e hidrátate de forma regular antes, durante y después de la práctica. Fibra, frutas y verduras deben ser indispensables en cualquier dieta.

  • Actitud: en muchas ocasiones éste es el origen de la fatiga. No es bueno quedarse atrás en la motivación, ni pasarse con ella. Un exceso de predisposición hacia la práctica deportiva puede hacer que no veas el límite de tu propio cuerpo y solamente veas el riesgo de lesión cuando ya se tiene. Superación sí, pero siempre con cabeza.

Efectos del sobreentrenamiento

  • Dolor muscular: en los entrenamientos de fuerza, e incluso en los de resistencia, la fatiga local puede acabar en lesión crónica si no se detecta a tiempo. Suele aparecer inflamación en el músculo afectado y un dolor agudo en el mismo. En el momento que te suceda, para. No quieras seguir con el entrenamiento porque solamente perjudicarás a tu organismo. Para solucionarlo realizar estiramientos y reposo para después ir avanzando progresivamente aumentando la frecuencia y la intensidad.

  • Fatiga respiratoria: es más común tras los entrenamientos aeróbicos. Los síntomas son claros: falta de aire al realizar cualquier acción, mareos, y un cansancio global muy generalizado. Un consejo para evitar este sobreentrenamiento es llevar pulsómetro a tus sesiones. Ayudará a controlar tu ritmo de carrera y mejorar la calidad de tus entrenamientos.

  • Lesión crónica: es el extremo del sobreentrenamiento. Siempre hay que evitar llegar hasta este límite, y si sucediera por cualquier razón, hay que consultar con el médico. El deporte nunca puede perjudicar a nuestro cuerpo, por lo que el objetivo lo estableces tú.

Última actualización: 22 de October, 2013

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo