Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo entrenar y mejorar el estilo mariposa en nadadores

Chica nadando a mariposa

En natación se pueden diferenciar cuatro tipos de estilos de nado. Tenemos el crol, la espalda, la braza y la mariposa. En este último nos vamos a detener hoy ya que es conocido como el más difícil de aprender a nadar. Su complejidad es tal que si cualquiera de los movimientos que completan el conjunto de la mariposa, el nado se puede detener o relentizar estrepitosamente.

El estilo mariposa es uno de los más complicados, es más, es un estilo que no se empezó a nadar hasta inicios del siglo XX. Podría decirse que se considera un avance de la ciencia moderna. Su complejidad es tal que si una brazada, una respiración o una patada bajo el agua sale como no debe, el movimiento se ve descompensado totalmente. Por ello vamos a enseñaros una serie de consejos sencillos y algo menos para entrenar y mejorar la técnica de la mariposa.

Musculación fuerte

Los mariposistas deben tener la musculatura del abdominal muy fuerte y desarrollada, sobre todo el abdominal inferior y los músculos de la espalda en general. El movimiento ondulatorio del nadador necesita de un entrenamiento muy exhaustivo de estas zonas. Deberemos dedicar un rato al día a trabajar esta musculatura. Utilizar también sobre suelo ejercicios de abdominales (de todos los estilos), de espalda en máquina y con balones medicinales también ayudarán al deportista a mantener y mejorar los abdominales y la parte trasera del cuerpo.

Necesitamos flexibilidad

Esta cualidad física básica es esencial en cualquier nadador profesional y amateur. Durante los Juegos Olímpicos veíamos a Michael Phelps, el crack de la mariposa, calentando antes de lanzarse a la piscina haciendo movimientos rotatorios de hombro y codos que una persona normal no podría hacer. La flexibilidad es una cualidad que no se entrena mucho y que está muy infravalorada actualmente.

Ésta va más allá de tocarse las puntas de los dedos de los pies sin flexionar las rodillas. Todo nadador de élite debe tener un plan de entrenamiento de la flexibilidad dedicado. Al igual que un nadador es muy exigente buscando reducir sus tiempos, también debe ser así de exigente aumentando día tras día su flexibilidad. Un nadador con la flexibilidad adecuada podrá aumentar la longitud de su brazada, evitará tanta tensión y fatiga en el trabajo de los músculos y podrá ir a mayor velocidad.

Tener una técnica acertada

Si un nadador nunca ha nadado a mariposa y quiere comenzar a hacerlo, deberá acudir a especialistas que le aconsejarán debidamente. Siempre se ha dicho que si un nadador comienza la mariposa en la piscina de manera inadecuada significa que no podrá iniciarse en ella o que le costará un mundo ponerse a un buen nivel. Esto es porque un nadador que tiene una técnica para otros estilos ya depurada y bien trabajada tendrá sus músculos acostumbrados a esos movimientos y cambiar de estilo supondrá una alteración a nivel psicológico y muscular.

Una buena parte del entrenamiento, según la distancia que nos estemos preparando, será la siguiente:

  • Recorrido largo: series de 300 o 400 metros, 25 mariposa/25 libre.

  • Recorrido corto: 3×500 metros, 12,5 mariposa/12,5 libre.

Última actualización: 19 de October, 2013

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo