Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

La leche ayudará a mantener y aumentar nuestra fuerza muscular

Vaso de leche

Si le preguntáis a vuestro amigo el gracioso por la relación existente entre la leche y la fuerza os dirá que “según con qué fuerza des la leche, dolerá más o menos…”, pero eso es otro tema. La leche es una bebida muy rica en lactosa, aunque últimamente hay gente, y cada día más, que no toleran la lactosa y toman leche sin ella, lo cual es totalmente lícito y no vamos a entrar al trapo. Esta bebida nos va a aportar una serie de beneficios muy importantes a la hora de reponer ‘fuerzas’ tras nuestro entrenamiento en el gimnasio o a algún deporte en el que el uso de la fuerza sea muy frecuente: tales como balonmano, halterofilia, lanzamiento olímpico, carreras de velocidad, etc.

Si nos centramos en los componentes de la leche, siempre se ha comentado que ésta nos va a aportar una buena cantidad de hidratos de carbono, pero también proteínas y grasa de origen animal. Estos carbohidratos están compuestos por glucosa y galactosa, algo que nos ayudará a reponer el glucógeno de los músculos cuando perdamos una cantidad importante por tanta actividad física.

Por otro lado, al contener caseína y las proteínas de suero favorecerá en la síntesis de proteínas en los músculos de tipo esquelético. Esta ingesta de caseína mezclada con un buen entrenamiento y dieta adecuados, podría ayudarnos a aumentar nuestra masa muscular, algo que muchos musculitos buscan día tras día, sobre todo cuando va llegando el verano.

Toda actividad de alta intensidad va a generar una pérdida muscular importante, por ello tomando leche podremos reponer esos nutrientes y componentes que nos faltan para poder regenerar la masa muscular de la manera más adecuada posible, y sana. Se ha dicho mucho de la leche, incluso que combinándola con los cítricos era mala. Pero no os engañéis y no os dejéis que os engañen.

Además si tuviéramos que recomendar una leche determinada sería la leche baja en grasa, que contiene proteínas de caseína y suero de leche que nos ayudan a retardar la digestión y absorción de proteínas, con esto se elevan los niveles de aminoácidos en la sangre. La proteína de suero de leche contiene una gran proporción de aminoácidos de cadena ramificada, que desempeñan un papel fundamental en el metabolismo muscular y la síntesis de proteínas. Y como último dato, la leche baja en grasa tiene de manera natural alta concentración de electrolitos, que pueden sustituir a esas pérdidas a través del sudor.

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo