La importancia de un metabolismo acelerado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

A la hora de perder peso o ganarlo, el factor fundamental es la relación entre la cantidad de alimento que ingerimos y la que consumimos (tanto para vivir como para hacer ejercicio). Especialmente en el caso de querer de adelgazar, o simplemente para mantener un bajo porcentaje graso, nos será útil acelerar nuestro metabolismo. Esto nos permitirá una mayor quema de grasa y consumo de calorías, además de favorecernos para llevar una vida activa y sana.

Fruta y ejercicio

Para acelerar el metabolismo, debemos considerar tanto la alimentación como el ejercicio físico. Adoptando ciertos hábitos en este sentido conseguiremos obtener buenos resultados, a menudo con menos esfuerzo del que pensábamos. Veremos que no desayunar o comer pocas veces al día son costumbres que pueden jugar en nuestra contra para mantener un buen peso, al contrario de lo que podría parecer sin entender cómo funciona nuestro cuerpo.

Alimentación: qué y cuándo

Según hemos visto, la alimentación es un factor fundamental. Y es que no solamente influye la cantidad de comida que podamos ingerir, sino que también importa el tipo de alimento y el momento en que lo tomamos. El desayuno, precisamente, despierta al metabolismo del estado de letargo en el que se encuentra sumido nuestro organismo durante la noche, haciendo que gastemos más calorías durante el día.

Además, puede ser positivo hacer hasta siete comidas diarias, siempre que se controle lo que se ingiere, con alimentos bajos en calorías y ricos en fibra entre horas (fruta, yogur…). El efecto térmico de los alimentos aumenta el metabolismo hasta un 16% después de cada comida para que el sistema digestivo pueda absorberlos, transportarlos, almacenarlos y metabolizarlos. Sin embargo, debemos evitar los excesos, que nos exigirían un gasto muy grande para mantener un equilibrio con lo ingerido.

Los alimentos que provoquen termogénesis (mayor gasto de calorías) son los ideales. Éstos suelen ser hidratos de carbono de bajo índice glucémico y proteínas. En cambio, los que son ricos en grasa conllevan un escaso gasto energético para ser digeridos. Concretando, citaré algunos alimentos adecuados para ayudarnos a quemar grasa acelerando el metabolismo:

Cuchara cereales fruta

  • Frutas: suelen saciar el hambre y la sed por su alto contenido en agua. Además, muchas contienen vitamina C, que reduce el desequilibrio de la insulina, ayudando a perder peso.

  • Cereales integrales: preferibles a los refinados por necesitar mayor energía para ser digeridos, nos aportan carbohidratos que nos proporcionan energía.

  • Carne magra y pescado: las proteínas que contienen estimulan la activación del metabolismo. Preferible carnes como la pechuga de pollo o pavo por su bajo contenido en grasa. En el caso del pescado, las grasas suelen ser beneficiosas (Omega 3).

  • Té y café verde: gran poder antioxidante y propiedades adelgazantes.

  • Especias: semillas de mostaza, polvo de ajo…

  • Pimientos picantes: aportan vitamina C, y el componente activo que da el picante disminuye los lípidos corporales.

Influencia en el entrenamiento

Junto con la alimentación, es muy importante ir adaptando el entrenamiento a los cambios en nuestro cuerpo. Debemos aumentar las exigencias a las que lo sometemos periódicamente, de lo contrario, el metabolismo se acomoda a ese entrenamiento repetitivo y empieza a consumir menos calorías para realizarlo. Lo ideal es introducir variaciones en el plan de trabajo, e incluso probar entrenamientos de alta intensidad (como el HIIT), lo que estimulará nuevamente la quema de calorías.

Archivado en Adelgazar, Alimentos, Consejos, Dietas, Metabolismo
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs