Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El Mito de la Semana, estirar antes, durante y después de la actividad

Chica estirando en la costa

Siempre os hemos dicho que todo entrenamiento debe dividirse en calentamiento, parte principal o meollo de la cuestión, y vuelta a la calma o relajación. Estos puntos deben ser esenciales dentro de toda actividad física, ya sea un partido de fútbol, balonmano, baloncesto o una simple prueba evaluatoria del instituto. Por otro lado los estiramientos cuanto más concentrados en los músculos que vayan a estar implicados, mejor.

El mito de esta semana nos dice que estirar los músculos antes, durante y después del ejercicio físico supondrá un agotamiento de los mismos por un sobre estiramiento. Esto no es cierto, ya que el hecho de estirar los músculos nos darás una serie de mejoras que ahora explicaremos y que os aclarará un poco más el tema en cuestión. De no estirar adecuadamente se producirá un exceso de ácido láctico, lo que se traducirá en las temidas agujetas.

¿Por qué estirar tanto?

Como hemos dicho al inicio todo entrenamiento tiene varias partes que no pueden eliminarse en ningún momento. Solemos identificar los estiramiento en la zona de calentamiento y en la de vuelta a la calma pero también deberemos hacerlos durante la actividad física. Y no nos referimos a, durante una carrera de 2 kilómetros, pararnos o en marcha estirar los brazos, esto no es así. Sólo en entrenamientos que estén compuestos por varias partes dentro de la principal y en las que se trabajen varias zonas musculares.

Pierna de runner

Los estiramientos tienen una gran función, y es la de aliviar las tensiones de los músculos con los que trabajamos en cada momento. Por ellos debemos tenerlos listos para el siguiente movimiento y ejercicio siempre que podamos. Esto también conllevará a evitar lesiones imprevistas por no estar preparados.

Con una buena práctica de estiramientos nuestros músculos ganarán en flexibilidad lo que los llevará a ampliar su movimiento. Este hecho nos proporcionará el poder realizar ejercicios más amplios y llegar a trabajar los músculos con un mayor recorrido. No es lo mismo contraer el bíceps desde 100º que desde 120º. El músculo crecerá mejor con una mayor flexibilidad.

Un buen estiramiento y adecuado en cada momento ayudará a nuestros músculos a mantenerse más jóvenes. No es que, haciendo esto, a los 60 tenemos los músculos como cuando teníamos 20, sino que no envejecerán tan deprisa como si no nos planteamos una buena rutina de estiramientos antes, durante y después de nuestro entrenamiento.

Además de todo lo anterior, realizar una buenos estiramientos nos corregirá la postura. Esto quiere decir que si estiramos bien y en su momento adecuado grupos musculares tan grandes como el abdominal o los dorsales, nos ayudará a mantener una postura más erguida y más ‘humana’.

Así que ya sabéis que estirar mucho no es malo, es más, va a ser beneficioso para todos nosotros cuanto más lo hagamos. No quiero decir con esto que estiremos nuestros músculos mientras estamos tumbados en el sofá viendo la tele, sino que se haga correctamente antes de nuestra rutina de ejercicio, durante los cambios de máquina o grupos musculares y al finalizar el entrenamiento completo del día.

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing online y perfeccionamiento de medios. Siete años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo