Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Las diferencias entre alimentos integrales y enriquecidos en fibra

integral

En primer lugar, debemos entender las diferencias entre alimentos integrales y refinados, y por qué unos son considerados como más sanos que otros, ya que dicha diferencia también es vital para el caso que nos ocupa.

Veremos que es el tratamiento que se da al grano para fabricar la harina el principal cambio en la composición de ambos, y que sus consecuencias a nivel nutricional son sustanciales.

El refinado de la harina

En cuanto a los alimentos integrales, lo son porque han conservado la cubierta de ese grano del cereal (salvado) para la elaboración de la harina.

Se dice entonces que no se ha producido un proceso de refinado de dicha harina, en el cual el cereal se filtra y muele hasta obtener un polvo fino.

En el caso de los integrales, la harina sólo es el cereal en estado puro triturado.

Que el grano conserve la cubierta, además de sus consecuencias nutricionales, conlleva un aporte extra de vitaminas, minerales y fibra.

Además, el cuerpo tarda más en asimilarlos por ser carbohidratos complejos, lo que evita que aumente la glucosa de manera rápida y aumenten las probabilidades de que se almacene como grasa por reducirse el tiempo disponible para ser usados como energía.

Integral o enriquecido en fibra

En torno a este tema, en ocasiones ocurre algo similar a la publicidad engañosa, y es que hay productos que se ofertan como integrales y realmente no lo son.

Es mucho más saludable un alimento integral que uno enriquecido en fibra, y veremos por qué:

pan integral

  • Alimento integral: para que el alimento se considere realmente como integral, debe obtenerse de cereales enteros, aprovechando el germen y la cáscara.

    Este tipo de harina contendrá muchos más nutrientes que la refinada, ya que más de la mitad de dichos nutrientes aportados por los cereales se encuentran en la cáscara.

  • Alimento enriquecido en fibra: en este caso, los cereales son molidos y refinados, con las desventajas que esto conlleva, sólo que después de este proceso se les añade fibra.

    Son, por tanto, como cualquier otro refinado al que se le añade fibra después. Siguen habiendo perdido nutrientes, además de haberse convertido en carbohidratos simples de absorción rápida.

Podemos decir que, en contra de lo que mucha gente piensa, el pan no es malo en absoluto para una dieta, pero es evidente que debe tratarse de pan integral, ya que aporta carbohidratos complejos, muy poca grasa, fibra y cierto aporte proteico.

Por tanto, debemos una vez más conocer a fondo los productos, no dejándonos engañar y entender las ventajas de los alimentos integrales, concluyendo que un alimento enriquecido en fibra presenta solamente dicha fibra como añadido positivo, y por contra sigue presentando los inconvenientes de las harinas refinadas.

Última actualización: 16/03/2014 a las 11:20

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo