Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Pullover con mancuerna para desarrollar el pectoral

pullover

El pullover es un ejercicio que trabaja especialmente el pectoral y el dorsal ancho, aunque también ejercita los músculos intercostales, el diafragma y los serratos anteriores. Sin embargo, igual que en muchos otros ejercicios, la forma de colocarnos en el banco y realizar el movimiento condicionará sobre qué músculos tendrá una mayor incidencia.

El pullover para expandir el tórax

Para pullover con mancuerna, nos centraremos en este caso en el trabajo de la zona pectoral. Como he comentado, puede ser complementario al press de banca para pecho (o al remo con barra para dorsal), porque su objetivo es diferente, al igual que tiene una ejecución muy distinta. Aunque no está científicamente demostrado, hay muchos defensores de que este ejercicio aumenta el tamaño de la caja torácica.

Lo que sí parece claro es que el pullover es de gran ayuda para mantener una postura correcta, o para corregir problemas anteriores de este tipo. Nos facilita mantener el pecho en una postura adecuada y hace los hombros más anchos, cuando sabemos que tanto la postura como la respiración son determinantes a la hora de aumentar el volumen de la caja torácica. También ayuda el trabajo de los serratos anteriores en este ejercicio, que no es un músculo habitualmente ejercitado. Por otra parte, hay gente que considera que no es posible ensanchar el tórax más allá de la adolescencia, aunque incluso en este supuesto seguiría siendo un gran ejercicio.

Cómo se ejecuta

pullover pelota

El pullover con mancuerna se puede ejecutar de varias maneras en función del músculo en que queramos enfatizar el trabajo. Para centrarlo en el pectoral, debemos colocarnos acostados perpendicularmente al banco, apoyando los hombros pero no la parte inferior de la espalda. También es posible realizarlo con pelota en lugar de banco.

Una vez colocados, sujetamos una mancuerna con ambas manos y los brazos extendidos por encima de nuestra cabeza, y la vamos bajando poco a poco describiendo un arco hacia detrás, estirando el pecho al final del movimiento. En el momento de colocar la mancuerna detrás de nuestra cabeza, la devolvemos a la posición inicial.

Debemos, por otra parte, evitar errores comunes como usar mucho peso sin entender qué músculos queremos trabajar. No se trata de coger una mancuerna pesada y levantarla sin sentido, pues esto lo único que hace es aumentar el riesgo de lesión o golpe. También es recomendable dominar la técnica comentada y sentir realmente los músculos trabajados antes de pasar a variantes más complejas para evitar problemas.

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo