¿Sabemos de qué están compuestos los snacks que consumimos?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La hora del almuerzo, en la merienda, cuando salimos a tomar un refresco…, cualquiera de estos momentos lo solemos completar con un snack. Pequeñas cantidades de alimentos que nos amenizan ese rato de descanso y ocio que tanto nos gusta y que debemos saber elegir para que no nos pase factura con respecto a nuestra salud. Hoy veremos la composición nutricional de los snacks más habituales.

Aperitivos que nos acompañan habitualmente en nuestras salidas de ocio

¿Cuántas veces hemos ido a tomar un refresco a una terraza y nos han obsequiado con algún aperitivo? ¿Cuántas veces no sabíamos que merendar o almorzar y hemos optado por un picoteo rápido para saciar nuestro apetito? Siempre decimos eso de que “a nadie le amarga un dulce” pero es importante saber que estamos comiendo para saber medir la cantidad que ingerimos y que a la larga no nos pese. Vamos a analizar la composición nutricional de los snacks más consumidos, desde los menos recomendables a los más saludables.

Palomitas de maíz

Siempre nos acompañan en nuestras escapadas al cine y se acaban casi antes de que empiece la película. Son una bomba calórica ya que su composición es prácticamente 50% de hidratos de carbono y 50% de grasa, lo que supone que en una ración mediana de 75 gramos estemos añadiendo a nuestro cuerpo unas 370 calorías. Además por su alto contenido en sal las ganas de acompañarlas con un refresco hace que nuestra escapada al cine nos haga ingerir unas 500 calorías.

Patatas fritas (de bolsa)

Son el aperitivo por excelencia tanto en bares como en hogares ya que en el mercado existe una gran variedad de sabores y formas de este aperitivo que hace que sea de fácil adquisición.

Están compuestas por hidratos de carbono (50 gramos por cada 100 de producto) y grasas (30 gramos por cada 100 de producto) aproximadamente y aunque optemos por sus variantes light, la disminución de grasas sólo consigue disminuir un máximo del 15% de las calorías totales (que oscilan entre las 400-500 calorías/100 gramos de producto). Una bolsa pequeña suele contener unos 30 gramos, es decir, 155 calorías.

Cortezas (de trigo)

Es habitual que nos ofrezcan este producto para amenizar nuestra consumición en bares y terrazas. Es un snack bastante calórico que al igual que las patatas fritas está básicamente compuesto de hidratos de carbono (52 gramos por cada 100 de producto) y grasas (26 gramos por cada 100 de producto) aproximadamente.

Una ración de cortezas suele ser de 30 gramos, es decir, unas 150 calorías.

Galletas saladas

Las galletitas saladas son otro de los aperitivos más consumidos y su pequeño tamaño hace que comamos una gran cantidad de las mismas sin darnos cuenta. Están compuestas fundamentalmente por hidratos de carbono (70 gramos por cada 100 de producto) pero tienen menor cantidad de grasa que los aperitivos anteriormente mencionados (10 gramos por cada 100 de producto).

Una ración ronda los 30 gramos lo que nos aportaría unas 125 calorías.

Gominolas

Existe una gran variedad de gominolas a disposición de los amantes del azúcar. La mayoría son productos de pequeño tamaño y de apariencia y sabor muy atractivos que hacen que los comamos sin control. Son un 80% de hidratos de carbono, de los cuales la mitad es sacarosa (azúcar común) y aunque su aporte graso no llega ni al 1% no podemos abusar de ellas.

Encurtidos

Los más habituales son los pepinillos y aceitunas y es bueno saber que son una buena compañía a la hora de tomar un refresco en una terracita y quizá de las opciones más saludables en comparación a las anteriormente mencionadas. Los pepinillos sólo aportan 18 calorías por cada 100 gramos de producto y no llegan al 1% de grasa. Las aceitunas (sin hueso) aunque aportan 165 calorías por cada 100 gramos de producto, su aporte en grasas monoinsaturadas (11 gramos por cada 100 de producto) hace que sea un aperitivo sano.

Frutos secos

Son unos alimentos con una densidad calórica alta, pero que en cantidades moderadas aportan grandes beneficios a nuestra salud. Por ejemplo las almendras y avellanas, en una ración de 20 gramos aportan unas 100 calorías además de fibra, calcio y grasas de tipo mono y poliinsaturado (con cierto beneficio para nuestro organismo).

Pero no sólo debemos tener en cuenta la composición nutricional de los snacks, ya que habitualmente no los consumimos solos y los estamos acompañando de bebidas que aumentan la ingesta calórica desde 150 (en caso de refrescos) a 500 (en caso de combinados) calorías por unidad de consumición según la bebida seleccionada.

Refresco y snack

Archivado en Alimentos, Calorías, Cortezas, Encurtidos, Frutos secos, Gominolas, Nutrientes, Palomitas, Patatas fritas, Refrescos, Snacks
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs