Semillas de lino para adelgazar y prevenir el cáncer

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Muchas personas que quieren adelgazar caen a menudo en dietas restrictivas, muy difíciles de mantener y con una alimentación que, pese a conseguir el objetivo de perder peso, no son del todo beneficiosas para la salud. En este campo no hay sustancias milagrosas, pero hay alimentos que pueden ayudarnos a mantener la línea aportando además cuantiosos beneficios para la salud. Este es el caso de las semillas de lino, cuyas propiedades veremos a continuación.

semillas lino

Las semillas de lino son cereales, y están compuestas en gran medida por aceites. Son ácidos grasos poliinsaturados Omega 3 y Omega 6 (beneficiosos para la salud), aunque también poseen gran cantidad de fibra y cierta proporción de proteínas, mucílago (una sustancia vegetal) y carbohidratos, además de vitaminas E y B.

Efecto saciante

Pan de semillas

Una de las propiedades más destacadas de la semilla de lino es, por tanto, su alto contenido en fibra. Esto le confiere un efecto saciante que nos ayudará a controlar el apetito (nos hará sentir llenos antes), por lo que nos será más fácil adelgazar. También tendrá beneficios en lo que al tracto intestinal se refiere, beneficiando a la eliminación de toxinas y residuos acumulados en el organismo.

Por otra parte, su consumo habitual ayudará a los riñones a excretar agua y sodio. Esto nos lleva a decir que es muy útil a la hora de evitar la retención de líquidos, lo que nos beneficiará si buscamos mantener un peso adecuado, además de evitarnos otras posibles complicaciones que conlleva este problema.

Para el consumo, se pueden usar las semillas como cereales enteros para hacer muesli o pan, así como en forma de harina. También se puede pulverizar y mezclar con agua, o aplicar sobre fruta o yogur. Otra posibilidad es conseguirlo como aceite (aceite de linaza), y usarlo en ensaladas o cualquier plato, aunque de esta forma pierde algunas de sus propiedades más importantes.

Anticancerígeno y otras propiedades

Semillas de lino dorado y marrón

Las semillas de lino contienen importantes cantidades de agentes anticancerosos. Los lignanos (presentes en las semillas y no en el aceite de lino), son químicos naturales vegetales que, cuando las bacterias del tracto digestivo actúan sobre ellos, se convierten en potentes sustancias similares a las hormonas (compuestos fitroestrogénicos), que actuarán en favor de nuestro organismo, como veremos.

Una alimentación con alto contenido de lignanos acaba traduciéndose en una baja incidencia de cáncer, especialmente de mama, colon y próstata. Esto se debe a que la sustancia producida mimetiza los estrógenos del cuerpo, bloqueando la formación de tumores basados en hormonas o en su crecimiento. Los lignanos también son considerados antioxidantes, por lo que protegen las células de los agentes causantes del cáncer.

Además de estos beneficios, el consumo de semillas de lino favorece el control de los niveles de azúcar en sangre, un aumento del coeficiente metabólico (que repercute en una rápida recuperación de la fatiga), y disminuye las condiciones inflamatorias.

Archivado en Adelgazar, Anticancerígeno, Azúcares, Dietas, Linaza, Saciante, Semillas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs