Cómo hacer flexiones de diferentes formas

Cómo hacer flexiones de diferentes formas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Las flexiones son aquel ejercicio físico que todos lo entrenadores recomiendan hacer en sus rutinas semanales y que pocos ponen en práctica dada su dificultad, sobre todo los aprendices. Requieren de una gran fuerza en brazos, pectoral y abdomen para poder realizarlas de la manera más correcta y satisfactoria posible. Sin embargo las hay de varios tipos y hoy os vamos a dar a conocer diez de ellos.

Chica en flexión a una mano

Muchos de vosotros/as sois ya todos unos expertos en la materia, pero los habrá quienes quieran conocer las clases de flexiones que existen, o al menos las más importantes para trabajar. Hoy os vamos a mostrar un vídeo y explicar las diez flexiones que os harán exprimir vuestros brazos, pectoral, abdomen, tríceps y todo lo demás al máximo.

1. Flexión de agarre ancho

Esta es un poco más dura que las flexiones normales ya que tienes menos apoyo para impulsarte hacia arriba. Deberemos tratar de comenzar el movimiento con las manos en una posición amplia justo por debajo del plano vertical de los hombros, y asegurar que los codos no se abran demasiado. Esto ayudará a trabajar mejor los músculos pectorales, hombros y tríceps.

2. Flexión diamante

Este tipo de flexiones tiene como objetivo el trabajo dedicado de los tríceps, más que cualquier otra clase. Una de las pegas que tienen esta flexiones es la alta presión que se sufre sobre las muñecas, hecho que puede hacer que muchas personas con las muñecas débiles no se atrevan a intentarlas. Además nuestros hombros y codos también pueden sufrir. Tienen grandes beneficios pero tienen esa pega que hemos dicho.

3. Flexión con palmada hacia delante

Las palmadas en las flexiones son duras, y eso está claro. Por ello son los grupos de militares más rudos hacia los que se suelen enfocar. Son flexiones normales, con el aliciente de que al impulsarnos hacia arriba deberemos despegar, literalmente, del suelo y dar una palmada con ambas manos. Esto ayudará a la fuerza explosiva y a contraer de manera más rápida las fibras musculares.

Pareja haciendo flexiones en casa

4. Flexión con palmada por la espalda

Este tipo de ejercicio requiere aún más fuerza explosiva que la anterior flexión. Esto es porque deberemos impulsarnos para elevar nuestro cuerpo mucho más que antes. Deberemos dar una palmada por detrás de la espalda, algo complicado. Esto se traduce en una caída al suelo más fuerte y un consiguiente sufrimiento de las muñecas.

5. Flexión con un brazo

Pensaréis que son imposibles de hacer, y el vídeo no está trucado. Deberemos ser muy fuertes en comparación con nuestro peso corporal, además de mantener nuestras piernas abiertas para mantener una buena base de sustentación y no desequilibrarse con facilidad. Algo básico antes de intentar estas flexiones, debemos calentar bien los hombros ya que pondremos mucha presión en ellos.

6. Flexión escalonada

Estas flexiones son una variante básica de las normales. Deberemos colocar un brazo un poco más adelantado y el otro más atrasado que la altura de los hombros. Así tendremos el cuerpo totalmente recto y los brazos desigualmente colocados. Haremos unas 3 flexiones en un posición y cambiaremos con un despegue a la otra posición, cambiando cada brazo de lugar y rol. Trabajamos mucho la fuerza explosiva, los tríceps y el pectoral mayor.

Declinada en el escalón del jardín

7. Flexiones declinadas

Al igual que el press de banca declinado, deberemos colocar nuestro cuerpo, más bien, la parte de nuestra cabeza hacia abajo. Esto se consigue colocando los pies sobre un escalón, silla o bosu, como vemos en el vídeo. Con esto se consigue generar mucha presión en las muñecas, más que nada por cargarlas más de peso. No son para practicarlas día a día, sino para tenerlas como variante de las normales en momentos dados.

8. Flexiones inclinadas

Al contrario que las anteriores, en estas deberemos colocar el cuerpo hacia arriba. Son más sencillas y fáciles ya que el peso total se nos va en su mayor parte a las piernas cargando menos los brazos. Normalmente estas flexiones las hacen los principiantes en la materia. Cuanto menor sea la pendiente que generemos con la altura del lugar de apoyo, más fuerza tendremos que generar para levantarnos.

9. Flexiones en forma de T

Podrían parecer algo sencillas y fáciles al verlas por primeras vez. Pero nada más lejos de la realidad. Nos colocamos para hacer flexiones normales y al impulsarnos hacia arriba deberemos inclinar el cuerpo hacia uno de los lados, estirando el brazo de apoyo totalmente y el otro también pero en sentido vertical hacia arriba. Con este movimiento formaremos con nuestro cuerpo un T apoyada en el suelo. Trabajamos mucho los abdominales laterales y los hombros.

10. Flexiones aztecas

Son las más difíciles de hacer. Estas sí que diríais que son imposibles para vosotros, pero no lo son. Simplemente tenemos que estar bastante bien entrenados, con un tiempo haciendo flexiones de todo tipo con soltura para poder intentar estas. Sobre todo estar entrenados en las de palmadas, ya que necesitamos tener gran fuerza en brazos, abdomen y espalda para hacer este movimiento. Nos posicionamos de manera normal y nos impulsamos hacia arriba de tal forma y con tal fuerza que nos permita chocar nuestras manos con las puntas de los pies. ¿Fácil, eh?

Quizá tengamos que tomar más leche para aumentar nuestras proteínas y poder hacer este último tipo de flexión o quizá no, por poder convertirnos a la larga en intolerantes a la lactosa, ¿quién sabe? Lo más importante es trabajar poco a poco sin desesperarse y si se tienen pruebas para entrar en el cuerpo de bomberos, seguir los consejos de especialistas para preparar los ejercicios de acceso.

Archivado en Flexiones, Fuerza, Push-ups, Tipos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs