Razones para subirse a la bicicleta elíptica

Razones para subirse a la bicicleta elíptica

COMPARTIR 0 TWITTEAR

No es una bicicleta más. La elíptica aporta al deportista una gran cantidad de beneficios y un riesgo de lesión mínimo, además de ser una perfecta máquina para el trabajo de cardio. Combinándola con otro tipo de trabajo, obtendrás los resultados que desees. Si quieres salir de tu rutina diaria de bicicleta estática o de cinta de correr, aquí te presentamos los beneficios de este gran aparato.

Bicicleta elíptica Esta máquina nos puede aportar grandes ventajas en el gimnasio, y además presenta una gran cantidad de efectos positivos sobre nuestro sistema muscular. La bicicleta elíptica está diseñada para todo tipo de entrenamientos, ya sea cardiovascular o de fortalecimiento de piernas, tronco y brazos. Hoy conoceremos algo más sobre este tipo de bicicleta y os daremos algunas razones para subiros a ella.

Por qué la elíptica

La máquina ha sido diseñada para aunar una serie de movimientos en uno solo repetido de forma cíclica. Se trata de los movimientos propios del step, el running y el esquí. Echa un vistazo a la gran cantidad de ventajas que nos aporta la bicicleta elíptica:

  • Probablemente es la máquina más completa para el trabajo cardiovascular. Se calcula que aproximadamente se pierden alrededor de 300 calorías con 30 minutos de intensidad media sobre la bicicleta. Esta cantidad puede aumentar hasta las 700 en el caso de estar sobre ella 60 minutos. Por lo tanto es un trabajo idóneo para adelgazar.

  • Trabajo musculatura tren inferior. Existe un alto grado de tonificación de piernas, especialmente cuádriceps y glúteos. Además el movimiento elíptico y la dotación de la sujeción para brazos hace que implique a músculos que no trabajarías del todo corriendo, como brazos o pectoral.

  • Recuperación de lesión. Es un estupendo ejercicio para comenzar a recuperarse tras lesiones de rodilla, tobillo, hombro, etc. La intensidad es regulada por uno mismo, lo cuál favorecerá la readaptación de la zona afectada al entrenamiento.

  • Bajo impacto articular, es decir, disminuye notablemente el riesgo de lesión. Por ello es una actividad que puede ser practicada a cualquier edad.

  • Bajo coste de precio respecto a las cintas de correr. Además de que ocupa un menor espacio que la cinta, es más económica. El precio de la elíptica ronda los 200 euros frente a los 400 de una cinta de correr equipada.

Claves del trabajo con elíptica

Para el trabajo cardiovascular con un objetivo de pérdida de peso, es conveniente entrenar en distintas máquinas en el caso del gimnasio o realizar diferentes recorridos si lo que eliges es salir a correr.

Todas las rutinas en elíptica incorporan un calentamiento previo, que durará entre 7 y 10 minutos en los que se incluirán estiramientos tanto del tren superior (bíceps, hombro, tríceps, pectoral) como del tren inferior (cuádriceps, isquiotibiales, gemelos). Las primeras semanas son de adaptación, así que comienza de forma suave sin machacarte demasiado para después ir subiendo la intensidad de forma progresiva.

  • Tiempo: en tus primeras sesiones intenta llegar a los 25/30 minutos. Aumenta unos 5 minutos por sesión y varía el ritmo a medida que vayas notando tu progreso.

  • Ritmo: la máquina suele proporcionar datos como la velocidad, tiempo y ritmo. Este dato viene expresado en rpm (revoluciones por minuto) e indica el número de ciclos que cumplimos en un minuto. La primera semana aumenta progresivamente tu ritmo hasta 85 rpm y, como se ha comentado anteriormente, intenta hacer cambios combinando la alta intensidad con la intensidad media. La frecuencia cardíaca también será un punto clave en el entrenamiento.

  • Dureza: también lo suele indicar la máquina a través de niveles que van del 1 al 20. Es el grado de dureza de la bicicleta para que tus piernas realicen una zancada. Igual que el ritmo, empieza con un nivel bajo (alrededor de 8) y ve aumentándolo según tus sensaciones.

Archivado en Adelgazar, Bicicleta, Elíptica, Entrenamientos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs