Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿En qué consisten las dietas de ayuno intermitente?

ayuno fondo

El ayuno intermitente tiene como objetivo adelgazar, y se basa en mantener una dieta equilibrada en los días de ingesta, que se alternan con días de ayuno de 24 horas de duración. Estos ayunos se realizan una o dos veces por semana, pero pueden empezarse por algo más suave, como saltarse una comida. Aunque el concepto de ayuno es muy antiguo, veremos que existen nuevas alternativas, más controladas y con duraciones concretas, de las que puede que saquemos provecho.

Ayuno y salud

El ayuno intermitente de corta duración es beneficioso para la salud en varios aspectos. Uno de ellos es la disminución de los niveles de glucosa en sangre, con un aumento de los niveles de glucagón, que compensará esto con las reservas. La mayor liberación de ácidos grasos procedentes de reservas nos llevará a una disminución del peso y la grasa corporal (aunque parte de la bajada de peso también se debe a la mayor cantidad de agua perdida). También disminuyen los niveles de insulina, que es la encargada de dar la señal al cuerpo de que debe almacenar la energía de la comida, ya sea como grasa o como glucógeno.

Entre las ventajas, también encontramos un incremento en los niveles de norepinefrina y epinefrina, las cuales aportan vitalidad. Habrá a su vez mayor cantidad de hormona del crecimiento, que ayuda a quemar grasa y ganar músculo. El ayuno controlado dispara la respuesta de esta hormona, que impide que perdamos dicho músculo, y hace que el metabolismo se mantenga activo gracias a mantener esta masa muscular. También se lleva a cabo una desintoxicación del cuerpo, ya que el hígado, en estado de ayunas, activa óptimamente sus funciones reparadoras.

Efectos en el deporte

Durante el periodo de ayuno, el cuerpo cuenta con la grasa y la glucosa almacenada en el hígado para conseguir energía, por lo que no afecta de manera determinante al entrenamiento en caso de que sea de una duración inferior a una hora. Sí tiene un impacto negativo de rendimiento en caso de maratones, ciclismo y otros deportes similares, cuando se exige un gran trabajo de resistencia aeróbica.

agua

Las actividades de musculación pueden realizarse sin notar demasiados problemas de fuerza, y además, el ejercicio físico durante el ayuno disminuye la sensación de hambre y aumenta la energía cerebral, aunque debe realizarse con mayor precaución. Mientras se mantenga una actividad física, no habrá excesiva pérdida de masa muscular, aunque cabe recordar que no debemos exceder el tiempo de ayuno establecido (el límite máximo son 36 horas), o acabaremos ralentizando el metabolismo.

El ayuno más frecuente es el que se realiza de la comida de un día a la del siguiente. Se puede tomar agua, té o café solo para engañar al cuerpo. La de después del ayuno será una comida normal, como la de cualquier otro día. Por otra parte, es recomendable consultar con el médico antes de comenzar cualquier tipo de dieta, y en esta en concreto podemos valernos de las sensaciones de los primeros días para saber si podemos adaptarnos adecuadamente al ayuno.

Última actualización: 24 de November, 2013

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo