Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

La importancia del ejercicio de cuerpo completo para las mujeres

tonificar brazos fondo

Es habitual que las mujeres entrenen enfocando sus ejercicios principalmente a las piernas, y es que es una de las partes en las que suelen acumularse las reservas de grasa. Esto, sumado al miedo a una hipertrofia excesiva (una gran ganancia de músculo que las haga verse demasiado grandes), lleva a muchas mujeres a dejar de lado el resto de partes del cuerpo. También es habitual acompañar los ejercicios centrados en esta zona con algunos aeróbicos, con el objetivo de la pérdida de peso.

El ejercicio aeróbico

El aeróbico es, de hecho, una gran solución para conseguir la pérdida de peso. Con una elevada quema de calorías, nos será de gran ayuda para este objetivo. Sin embargo, con la pérdida de volumen, es posible la aparición de descolgamientos en determinadas partes del cuerpo, como los brazos o el pecho. Para combatirlos, es ideal el trabajo específico de esas partes, con lo que un trabajo del cuerpo completo nos ayudará a evitar problemas en partes concretas.

El miedo a ganar excesivo volumen muscular no tiene sentido, siempre que la alimentación sea adecuada y realicemos ejercicios concretos para la finalidad que buscamos. Ajustando correctamente la rutina y los pesos, conseguiremos una armonía corporal, que evitará descompensaciones y problemas como el comentado de los descolgamientos.

Tonificando con las pesas

mujer pesas

Será precisamente el trabajo de pesas el que nos ayude a tonificar, y es que este tipo de ejercicio no conlleva en sí mismo el incremento de volumen, pero sí nos facilita el tener menores porcentajes grasos, incluso en bajos pesos. Es ideal acompañar las pesas con ejercicio aeróbico para seguir quemando las posibles reservas de grasa.

Llevando a cabo una correcta combinación de ejercicio de tonificación con ejercicio aeróbico, conseguiremos la mejor forma posible de tener un buen cuerpo, suficientemente equilibrado. Además de la propia realización de pesas y aeróbicos por separado, existen alternativas a modo de actividades (muy habituales en casi todos los gimnasios), como pueden ser el BodyPump, GAP o pilates, que combinan ambos, con el añadido de que los monitores nos guiarán todavía más para realizarlos correctamente.

El BodyPump, por ejemplo, es un programa grupal de entrenamiento que se basa en el levantamiento de pesas. Las clases suelen durar unos 60 minutos, y están muy bien estructuradas para conseguir un trabajo completo, tanto de pesas como aeróbico. Los ejercicios principales de este tipo de entrenamiento son las sentadillas y el peso muerto. El GAP, por otra parte, se basa en el trabajo de glúteos, abdominales y piernas. Estos ejercicios también tienen el componente añadido de que se realizan en grupo, por lo que para muchas personas serán más llevaderos.

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo