Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Es correr descalzo un hábito adecuado?

descalzo playa

Aunque al principio los corredores eran muy reticentes, el hábito de correr descalzo (o con un calzado minimalista), también llamado barefoot, se ha acabado extendiendo a muchos de ellos.

Las causas de esta tendencia son las mejores sensaciones que se le atribuyen a correr de esta forma, así como un reparto de la fuerza del impacto con el suelo menos brusco.

Muchas de estas ventajas parecen correctas, y es posible que así sea. Sin embargo, no han sido completamente demostradas todavía, por lo que debemos mantener cierta prudencia al respecto.

Posibles beneficios

Los que defienden este tipo de práctica, lo hacen desde varios puntos. Uno de ellos es el de las zapatillas para correr, que propician que los corredores hagan un mayor apoyo del talón en las zancadas (debido a que la parte trasera de las zapatillas suele ser más gruesa que la delantera).

El mayor impacto que esto produce es la causa de que los fabricantes de calzado introduzcan suelas con espuma o cámaras de aire, para reducirlo.

Cuando se corre descalzo, por contra, no son necesarias, ya que la parte que apoya es la del empeine, cercana a la base de los dedos.

Con este apoyo, el pie sólo está parado un instante en el suelo, con lo que los movimientos del pie y de la pierna son más naturales.

Esto hace que se le atribuyan beneficios a la hora de evitar lesiones, ya que las zapatillas podrían forzar determinadas posturas perjudiciales e influir en la técnica de carrera.

Por otra parte, como he dicho, todavía no está completamente demostrado, y ciertas lesiones de este tipo podrían producirse por nuestra propia fisiología o mecánica.

Las conclusiones todavía se basan principalmente en experiencias personales, por lo que hay que andar con cuidado en este sentido.

Paso a paso

calzado minimalista

Si, en cualquier caso, decidimos probar esta forma de correr, deberemos llevar a cabo una transición adecuada.

Este periodo nos ayudará a adaptarnos y podrá evitar lesiones innecesarias. Una buena opción sería usar un calzado minimalista, que supondría un término medio y nos ayudaría a comprobar nuestras sensaciones antes de lanzarnos al extremo.

También es buena opción, en caso de ya correr descalzo, hacerlo en distancias cortas, en superficies suaves y rígidas.

La superficie sobre la que se corre es, de hecho, un posible problema para este tipo de práctica, y no todas son adecuadas.

El césped es probablemente la mejor opción, especialmente para empezar, mientras que correr por la playa puede no ser tan adecuado como parece, ya que la arena blanda suele ser irregular, con lo que puede llevar a lesiones (además de la alta exigencia física de esta superficie).

La abrasión también suele suponer un problema, y la piel de la planta del pie tendrá que ir endureciéndose poco a poco.

Los vidrios rotos, piedras y otros elementos similares también deben ser considerados, y se está trabajando en diseños de calzado minimalista que nos protejan de ellos.

Última actualización: 15/11/2013 a las 10:00

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo