Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Factores que intervienen en el entrenamiento de fuerza

Entrenamiento fuerza Los métodos de entrenamiento son básicos y esenciales para desarrollar una buena musculatura si queremos trabajar la fuerza o hipertrofia. Pero igual de importante es conocer qué factores determinan este entrenamiento y cómo buscar la optimización en el mismo. El conocimiento de estos factores nos ayudará a conocer mejor el entrenamiento que estamos realizando y, en consecuencia, lo haremos mejor. Atento a cada uno de los puntos que influyen en tu entrenamiento hipertrófico.

Volumen muscular

Cada músculo posee un tamaño y una fuerza predeterminada concreta (factores genéticos). Por lo tanto es obvio que no se puede aplicar el mismo peso al bíceps que al glúteo o cuádriceps. Cuánto más grande es el músculo mayor posibilidad de desarrollar una fuerza superior posee. Sin embargo dentro de este factor existen dos elementos que configuran el volumen muscular: el sistema nervioso y la alimentación. El primero viene definido por el número de unidades motoras (neurona motora y fibras inervadas) que el músculo posee. El objetivo principal del entrenamiento es activar el mayor número de unidades motoras posibles, que al fin y al cabo son las que ejecutan la contracción muscular y desarrollan la fuerza. Respecto a la alimentación está claro: el músculo necesita de una serie de nutrientes para aumentar su volumen, por lo que será imprescindible nutrirlo según las necesidades.

Velocidad

Según la velocidad a la que realicemos el movimiento estamos hablando de un tipo de fuerza u otra. Si se levanta una determinada carga a una velocidad máxima se trata de fuerza explosiva.

Si por el contrario no tenemos en cuenta la velocidad y realizamos una repetición máxima (con toda la carga con la que se pueda hacer una repetición), se denomina fuerza máxima.

La velocidad ideal para el ejercicio la determina el propio ejecutante. Pero ten en cuenta que cuanto más lento realices el ejercicio mayor fuerza estarás haciendo gracias al tiempo de tensión muscular, que veremos en el siguiente apartado.

Tiempo de tensión muscular

Su propio nombre lo indica, es el tiempo bajo el cuál el músculo se encuentra en tensión durante la ejecución del ejercicio.

Los estudios científicos demuestran que una metodología de entrenamiento basado en alargar este tiempo aumenta los niveles de hipertrofia a medio y largo plazo.

Además, este método aplicado con poco peso ayudará a los principiantes a aprender la técnica el ejercicio.

Ángulo de movimiento

Es un tema puramente biomecánico. El esfuerzo es mayor cuanto más alejado esté el peso del ángulo de giro, que en este caso es la articulación corporal.

Este es también un tema interesante para evitar lesiones. Hay que buscar siempre un ángulo óptimo para que no se sobrecarguen las zonas sensibles, como por ejemplo la parte lumbar.

Para ello hay que ejecutar el ejercicio con la técnica apropiada.

Otros

Por supuesto existen numerosos factores adicionales que influyen en gran medida al desarrollo de la fuerza en el entrenamiento, como puede ser la motivación, factores genéticos, ambiente de trabajo… Uno de ellos, la genética, resulta bastante importante, ya que una persona que tenga una buena condición física de inicio podrá llegar antes a unos niveles de fuerza que otra persona cuya dotación genética no sea tan completa.

Aunque eso sí, los resultados acaban llegando tanto para uno como para el otro.

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo