Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Conocemos un poco más sobre el entrenamiento funcional

fitball

En muchas ocasiones centramos toda nuestra atención al entrenamiento dedicado a la musculación, pérdida de peso y otros estereotipos tanto saludables como estéticos.

Sin embargo existen distintas modalidades de actividad física que no son tan exigentes para nuestro cuerpo pero que sí nos aportan grandes beneficios.

Es el caso del entrenamiento funcional. Desde SportAdictos queremos haceros ver la importancia de llevar a cabo este tipo de entrenamiento, sobre todo a determinadas edades.

Qué es el entrenamiento funcional

Por definición es un método de entrenamiento, relativamente novedoso (década de los 90), que se centra en el trabajo de todos los rangos de movimiento corporales y naturales, sin forzar o localizar el trabajo sobre una zona muscular.

Se trata de un método que combina coordinación, fuerza, tonificación y la mayor parte de las capacidades físicas que una persona requiere para estar físicamente saludable.

Ello combinado con una nutrición adecuada asegurará resultados verdaderamente positivos.

Quién utiliza este método

No tiene un estereotipo concreto sobre su utilización. Puede ser practicado por jóvenes, adultos, e incluso ancianos.

Si es verdad que es recomendable su aplicación con una finalidad de mantenimiento de la condición física como puede ser en los adultos mayores.

Al ejercitar los movimientos naturales del cuerpo, las funciones básicas que se llevan a cabo en la vida diaria son cumplidas con un menor gasto energético y con un menor esfuerzo.

También es usado para la rehabilitación de zonas afectadas por distintas lesiones (esguinces, luxaciones…).

Cómo aplicarlo

Es sencillo. Puedes entrenar funcionalmente con tu propio peso corporal o con algunos materiales muy económicos que además te ayudarán a salir de la rutina diaria. Estos instrumentos son el fitball, el TRX, y el bosu. Se trata de materiales generalmente inestables con los cuales se provocará continuos desequilibrios que obligarán al ejecutante a corregir de forma seguida su posición y trabajar aquellos músculos estabilizadores que no se trabajan con la simple hipertrofia.

Beneficios y ventajas

Es quizá uno de los entrenamientos que más ventajas aporta frente a los inconvenientes:

  • Permite salir de la rutina de gimnasio. Cambiar de hábitos en tus entrenamientos te ayudará a avanzar y progresar, por lo que ve incluyendo poco a poco algo de entrenamiento funcional a tus sesiones y notarás los resultados.

  • Se trata de una actividad completa, y no el simple tirar y empujar de la hipertrofia. Está claro que cada entrenamiento tiene un objetivo distinto, pero con el entrenamiento funcional realizarás una actividad más completa con saltos, giros, coordinación, movimiento, etc.

  • Aumento de la calidad de vida, sobre todo en personas mayores o lesionadas. Al realizar movimientos completos y funcionales, se trabajará la condición física de forma global, mejorando tanto flexibilidad como tonificación, coordinación, etc.

  • Beneficios corporales: mejora de la postura del cuerpo, flexibilidad, concentración, tonificación, equilibrio, estabilidad articular, coordinación motora y de fuerza, resistencia periférica y central, aumento de la velocidad…

  • Reducción de grasa corporal de manera significativa, sobre todo en mujeres, practicándolo durante 12 semanas.

  • Readaptación al entrenamiento para personas que acaban de salir de una lesión. Al poder ajustar de forma personal la intensidad del entrenamiento, es un método perfecto para comenzar a entrenar tras sufrir una lesión.

Última actualización: 12/11/2013 a las 14:00

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo