Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El Mito de la Semana, las bebidas con gas engordan y dañan los huesos

Bebida gaseosa en banco

Para llevar una vida sana debemos combinar tres aspectos: alimentación sana, actividad física diaria y descanso nocturno (los profesionales opinan que ocho horas es suficiente cada día). Por otro lado no debemos olvidar que los abusos no son nada buenos y que no debemos ingerir grandes cantidades en las cenas, pero con esas tres premisas se parte hacia una vida saludable.

Por otro lado existe la creencia de que tomar bebidas gaseosas, ya sean refrescos famosamente conocidos u otros no tanto, nos harán engordar, por aquello de los gases. Sin embargo no hay ciencia actual que demuestre este hecho. Podemos echar abajo este mito así como aquel que dice que esta clase de bebidas hace que nuestros huesos sufran descalcificación y un aumento de las probabilidades de sufrir roturas más fácilmente.

Obesidad debido al gas y al azúcar

La sociedad está muy influenciada y, aunque la ciencia diga lo contrario, la gente sigue pensando que las bebidas con contenido gaseoso engordan. Algunos hasta dicen que nos pueden hacer llegar a un estado de obesidad. Algunos estudios han podido demostrar que las bebidas con sustitutos del azúcar no producen aumento de peso. Aunque sí han determinado que se consume menor cantidad de azúcar. Estas bebidas con azúcares alternativos pueden ayudar a regular la ingesta de calorías y el peso corporal.

Amplia gama de bebidas con gas

Objetivo, los huesos

La ciencia no encuentra razón para pensar que las bebidas gaseosas provocan descalcificación ósea. Este mito está infundado en la creencia de que el hecho de ingerir gas, hace que la sangre se haga más ácida, con lo que se disolverá gradualmente la masa ósea. Pero lo que realmente ocurre en este caso es que el dióxido de carbono contenido en estas bebidas es fijado por los glóbulos rojos que son transportados a los pulmones. Allí se cambia por oxígeno. De todos modos la mayor parte del dióxido de carbono que entra en nuestro cuerpo procede de los alimentos que comemos, no de las bebidas con gas.

Así que, por lo que hemos podido averiguar, las bebidas refrescantes con gas pueden llegar a ser una buena opción para hidratarnos. Además, tenemos una amplísima oferta de ellas en el mercado. Y si queréis rebajar más el consumo de azúcar o de calorías, os tenéis que fijar bien en si son de tipo light, zero o diet.

Última actualización: 16 de March, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing online y perfeccionamiento de medios. Siete años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo