Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Algunos consejos que te ayudarán a motivarte para hacer deporte

depresión

Hay infinidad de razones para engancharse a hacer deporte, y puede que el único problema es que no hayas encontrado la tuya todavía. Para hacerlo, debes saber que entrenarnos no debe suponer una obligación. El ejercicio debe hacerse, al menos en cierta medida, porque se disfruta, ya que es muy difícil mantener cierta constancia en una actividad que nos repele.

Hay infinidad de tipos de entrenamiento, y si no nos sentimos a gusto con uno quizá debamos cambiar radicalmente. Buscar compañía o practicar un deporte de grupo son medidas que también suelen ayudar a ver el ejercicio como algo entretenido, una actividad social más en la que, además de relacionarnos, beneficiamos nuestra salud.

Elección de objetivos

Un error común cuando se empieza a hacer deporte es no saber marcarnos objetivos adecuados. Debemos escuchar a nuestro propio cuerpo, y marcarnos unas exigencias suficientemente cercanas, de manera que haya una progresión, pero no un desánimo y falta de motivación por querer ir demasiado deprisa. Lo ideal es que el ejercicio escogido se adecúe a nuestras características, capacidades físicas y habilidades. Esto nos hará sentir más cómodos con la actividad desde un principio, lo que acelerará considerablemente nuestra progresión.

Debemos valorar convenientemente estos avances, ya que aumentarán nuestras ganas de seguir progresando, y no centrarnos en posibles fallos. Nadie lo hace todo bien a la primera, y no podemos dejar que un día malo lastre nuestra capacidad de mejora. Por otra parte, es adecuado variar la actividad de vez en cuando, especialmente si estamos realizando algún tipo de entrenamiento más serio. Esta alternancia nos ayudará a desconectar, y llegado el momento podemos recurrir también a actividades al margen del deporte.

El frío

correr con frio

Con la llegada del frío, las dudas sobre si hacer o no deporte pueden convertirse en una negativa rotunda. Las temperaturas excesivamente bajas no son agradables para el cuerpo, y ya he comentado que es muy difícil mantener una actividad en la que no disfrutamos.

Podemos combatirlo adecuando nuestra ropa al clima o buscando las horas del día donde haga algo más de calor, aunque también podemos pasar a entrenar en casa. Hay muchos tipos de ejercicio que podemos hacer en casa sin demasiados medios, es cuestión de encontrar alguno que nos guste. En cualquier caso, puede que nos ayude mucho mantener la constancia entrenando casi todos los días. Esto nos permitirá crear una rutina de entrenamiento por la que veremos el ejercicio como algo normal, sin tener convencernos una y otra vez.

Última actualización: 7 de November, 2013

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida. Puedes ver mi perfil en Linkedin.

Sigue leyendo