Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

La stevia, alternativa natural del azúcar

stevia fondo

La stevia se obtiene de un arbusto de la familia de los crisantemos.

Se extraen de sus hojas los glucósidos de esteviol, que se caracterizan por ser mucho más dulces que el azúcar de mesa, además de ser totalmente libres de calorías.

Esto hace que se use, por tanto, para endulzar y dar sabor a todo tipo de productos: tés, bebidas, zumos, yogures, leche o cereales, aunque también en aderezos para ensaladas.

Múltiples beneficios

Stevia

La stevia se está convirtiendo en un aditivo muy popular, y es totalmente natural. Numerosos estudios médicos están a su favor, e indican que los edulcorantes con stevia no tienen ningún efecto negativo sobre los niveles de azúcar en sangre.

Además, tampoco tienen contraindicaciones en dosis normales. El exceso de azúcar, por contra, sí tiene consecuencias negativas en la salud.

Incluso en cantidades moderadas, hay estudios que apoyan su impacto negativo en el organismo.

Por tanto, se trata de un complemento ideal para muchos alimentos, y con cero calorías, pero también es una opción ideal para las personas con diabetes.

Esto se debe a lo antes comentado sobre los niveles de azúcar, ya que disminuye la glucemia o azúcar en sangre. Además de esto, también tiene un efecto diurético, baja la presión arterial y es vasodilatador, aunque algunas de sus propiedades dependen de la forma de consumirla.

El de edulcorante sería el uso más común de la stevia, y se trata del único endulzante natural totalmente seguro para el consumo habitual y a largo plazo.

Como edulcorante, puede consumirse de la hoja seca, en forma de polvo blanco concentrado o en forma de líquido, y en cualquier de estas formas es bastante más dulce que el azúcar.

Pero, debido a sus propiedades, el de endulzante no es el único uso existente de la stevia.

Efectos medicinales

stevia-planta

Cada día es más habitual que personas consuman stevia como planta medicinal para paliar determinadas dolencias.

Sólo de las hojas de la planta, ya sea frescas o secas, obtendremos la integridad de sus principios activos, que tienen propiedades terapéuticas.

Es recomendable consumir hojas frescas directamente de la planta, tomando entre seis y ocho diarias, repartidas entre mañana y tarde (si se dispone de suficientes plantas).

Esto puede tener beneficios en varios sentidos. Para personas hipertensas, se ha descubierto que actúa como hipotensor y cardiotónico, por lo que regula la tensión arterial y los latidos del corazón.

Tiene un gran poder antioxidante, superior al té verde. Es bactericida, y tiene por esto varios posibles usos en el terreno dental, previniendo caries.

También combate ciertos hongos, tiene efectos beneficiosos en la absorción de grasas y contrarresta la fatiga y los estados de ansiedad.

Última actualización: 16/03/2014 a las 11:22

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo