Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El entrenamiento subiendo la cuerda, más que una prueba para bomberos

subir cuerda

Este ejercicio, en el caso de la prueba para bombero, consiste en trepar por una cuerda lisa, hasta una altura de aproximadamente 6,5 metros, sin ayuda de las piernas y partiendo de una posición en la que se está sentado en el suelo. Es una forma de medir la potencia del tren superior, por lo que un entrenamiento para realizar este ejercicio nos ayudará a fortalecerlo, ya sea para las pruebas a bombero o como entrenamiento personal.

Cómo subir la cuerda

Por otra parte, hay métodos para subir la cuerda en los que sí se permite la ayuda de las piernas, que suavizarán la exigencia y permitirán un progreso desde un punto más básico. Esto puede sernos útil para un trabajo más completo en general, y también, para bomberos, a modo de preparación menos exigente antes de pasar a una técnica más estricta como la que nos exigirán.

Este ejercicio implica fuerza, agilidad y coordinación para ser ejecutado. Existen varios métodos para hacerlo, pero, como he dicho, no todos implican los mismos músculos, y algunos no son válidos para las pruebas de bomberos. De hecho, será más fácil subir por la cuerda cuanto más eficientes seamos empleando las piernas, pero esto también puede llevarnos a fortalecer el cuerpo antes de pasar a un trabajo centrado exclusivamente en el tren superior:

subecuerda

  • La técnica típicamente usada en escalada es una forma básica de subir la cuerda. Consiste en sujetarla entre los pies, tirar con las manos de ella y volver a afianzar los pies. Este proceso se repite, lo que lleva al ascenso. En este caso, los pies simplemente sirven de apoyo, por lo que su trabajo es limitado.

  • El estilo utilizado por los marines en el campo de entrenamiento es otra posibilidad, aunque no es demasiado rápido. El objetivo de este método es ir asegurando el avance con las piernas, dejando que la cuerda caiga entre nuestros muslos, y enrollándola después alrededor de las piernas de nuevo. Esto hará posible soportar nuestro peso sin usar brazos y manos.

  • También se puede usar una técnica explosiva. Esta es la más rápida, y hace que sea fácil recuperar la cuerda una vez que la soltemos con las piernas. En este caso, se salta para agarrar la cuerda desde lo más arriba posible, y se usa el impulso de las piernas para ayudar al movimiento de los brazos.

El método más exigente de todos, es el que no usa las piernas, centrando todo el trabajo en el tren superior. Para realizarlo necesitaremos mucha práctica, además de un trabajo de gimnasio previo. Los métodos que usan las piernas pueden servirnos de adaptación, y ejercicios como las dominadas son también muy recomendables. Para los bomberos, es buena idea trabajar a menudo la arrancada, incluso varias veces seguidas.

En cuanto a la propia técnica de subida, se sostiene la cuerda a la altura de los brazos, frente al pecho. Los brazos quedan paralelos al cuerpo, y se empieza colocando una mano a la altura de la cara. Después, se hace fuerza con esta mano hasta que queda por debajo del pecho, y se va colocando la otra mano por encima, repitiéndolo para subir. Llevar a cabo un buen calentamiento es imprescindible.

Última actualización: 19 de November, 2013

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo