Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

La verdad sobre los suplementos de testosterona

Hombre mazado

La gran popularidad de la testosterona ha hecho que empresas de todo el mundo hayan creado lo que llamamos potenciadores de la testosterona.

Éstos tienen el objetivo primordial de aumentar los niveles de la testosterona en la sangre con el fin de promover el aumento muscular y la pérdida de grasa.

Hay dos maneras con las que se puede aumentar el nivel de testosterona: algunos afectan directamente a estos niveles y otros pueden afectarnos reduciendo esa cantidad.

Hoy vamos a ver cómo afectan estas dos formas relacionadas con su eficacia.

Potenciadores

Los suplementos de testostesora tienden a ser una variedad de hierbas o aminoácidos. Esta categoría incluye lo que se llama tribulus terreris, fenogreco, anacyclus piretrina y el ácido D-Aspártico.

Éstos son ineficaces y pueden causar un aumento temporal de los niveles de testosterona que con frecuencia se normalizan rápidamente.

Es decir, este aumento no llega a considerarse de uso real.

Las hierbas potenciadoras de testosterona tienden a ser medicinas tradicionales que mejoran al sexo masculino, así como su vitalidad. A pesar de que no actúan en el estado de ánimo general, los niveles de testosterona no se ven afectados. Aún con esto las tiendas siguen vendiéndolos. El ácido D-Aspártico, por su lado, hace aumentar la testosterona, pero sólo durante unas dos semanas. Después de ese tiempo, los niveles vuelven a la normalidad. Este aumento temporal no dura lo suficiente como para tener efectos apreciables sobre la masa muscular que queramos aumentar.

Deficiencias de la testosterona

Hay un punto negativo en los niveles de testosterona conocido como deficiencia de testosterona subclínica.

Esto significa que los niveles no son los suficientemente bajos como para alterar la función diaria, pero tampoco están a su nivel óptimo.

Ese nivel óptimo de testosterona en el cuerpo es 230-1000 ng/dL, mientras que una deficiencia subclínica está en el intervalo de 230-300 ng/dL.

Una deficiencia que podría beneficiarse de la terapia de reemplazo de testosterona se produce a niveles de 230 ng/dL hacia abajo.

Fórmula de la testosterona

Una deficiencia subclínica a menudo se puede eliminar a través de cambios en la dieta. Una vez realizadas estas correcciones en la dieta diaria, la testosterona puede aumentar hasta en un 40%.

Mientras, la falta de grasa y proteínas en una dieta, resultará una reducción de la testosterona, aunque no es nada preocupante.

Una dieta carente de zinc o magnesio dará lugar a una caída notable en los niveles de testosterona.

Siendo estos minerales un complemento que restaurará la testosterona a sus niveles normales. Por otro lado la vitamina D también puede jugar un papel muy importante en el apoyo para mejorar estos niveles.

Estos suplementos son efectivos en el aumento de la testosterona, pero solo en un grado bajo y más aún en personas que carecen de estos nutrientes en su dieta.

Así que desde SportAdictos solo tenemos que recomendar tener mucho cuidado con los suplementos de testosterona que compráis en las tiendas especializadas y tengáis muy en cuenta la dieta que tenéis diariamente, vuestro nivel de actividad física y la cantidad de nutrientes que ingerís.

Y si aún os quedan dudas, sólo tenéis que ir a vuestro médico de cabecera y preguntar sobre ello.

Última actualización: 14/03/2014 a las 01:36

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo