Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El Mito de la Semana, los músculos se transforman en grasa y viceversa

Abdomen de joven mujer

Comenzaremos hablando sobre la relación que existe en la masa muscular y la materia grasa que contienen nuestros cuerpos. Son dos elementos totalmente diferentes, y lo único que los relaciona es que las grasas son, en sí mismas, una gran fuente de energía que utiliza nuestro cuerpo para funcionar. Los músculos aprovechan esa energía para moverse y mover el cuerpo en un ejercicio físico determinado.

Mucha gente piensa piensa que la asociación entre músculos y grasa es tal que llegan a transformarse el uno en el otro y viceversa. He oído mucho en los gimnasios y por la calle que cuando dejamos de ejercitarnos, con la consiguiente dejadez en la dieta, nuestros músculos pasan a ser grasa. E incluso otras personas dicen que una zona corporal que tiene mucha grasa acumulada podrá transformarse en músculo trabajándola intensamente.

Cuando dejamos de hacer ejercicio nuestros músculos dejan de ser ejercitados y decrecen hasta un punto o volumen mínimo posible para la estructura corporal que hemos heredado. Si pensamos que se transforman en grasa es porque hemos descuidado nuestra dieta y en el lugar o cerca de donde estaban nuestros músculos, ahora los acompaña cierta cantidad de grasa. Esto no significa que se pueden transformar los músculos en grasa y viceversa.

No debemos dejarnos engañar por comentarios de gente inexperta o pedantes que no saben lo que dicen y parece que sí. Si por ejemplo, una chica quiere eliminar la grasa que tiene en sus caderas o glúteos, deberá trabajar esa zona correctamente, con constancia y seguir una dieta equilibrada durante un tiempo. De esta forma irá retirando la grasa localizada en los glúteos e irá creciendo la masa muscular, dando la sensación de que esa grasa anterior se ha transformado en músculo, pero no ha sido así.

Si dejamos el deporte y la ejercitación física de lado durante un tiempo, nuestra quema de calorías verá reducida su velocidad, pudiendo acumular mayores cantidades de grasa que si estuviéramos haciendo ejercicio diariamente. Nuestro metabolismo se hará más lento. Además, para la regeneración de los músculos son necesarias las proteínas y no las grasas. Con esta última frase, dejamos zanjado el tema de esta semana.

Última actualización: 13 de March, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing online y perfeccionamiento de medios. Siete años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo