Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

vibratorias fondo

Las máquinas vibratorias producen potentes vibraciones, de entre 20 y 50 Hz, que se transmiten al cuerpo por los pies o el trasero (si nos sentamos sobre ellas).

El funcionamiento se basa en que las vibraciones provoquen contracciones de las fibras musculares, lo que dará como resultado un trabajo muscular.

También aporta beneficios en la estructura ósea, el sistema hormonal, el riego sanguíneo y la piel. Con este sistema se entrenan las fibras rápidas (tejidos musculares blancos), que son las explosivas (para la velocidad), pero para que los resultados sean significativos, debe combinarse con entrenamiento físico.

Este tipo máquinas van principalmente enfocadas a conseguir un mejor estado de salud. Sin embargo, como he comentado, las plataformas vibratorias no sustituyen el ejercicio común, y es que está comprobado que no son completamente efectivas si no hay un acompañamiento de entrenamiento y dieta.

Esto quiere decir que si seguimos una vida sedentaria, con una alimentación inadecuada, y empezamos a utilizar este tipo de máquinas, no veremos resultados significativos si no cambiamos también estos malos hábitos, mientras que sí puede ser un complemento ideal para quien entrene adecuadamente.

Principales efectos

vibratoria pp

En deportes, estas plataformas están asociadas al proceso de recuperación cuando hablamos de resistencia.

Aumentar la producción de hormonas de recuperación gracias al entrenamiento por máquinas vibratorias beneficiará la retirada de ácido láctico.

Con este entrenamiento tendremos una recuperación más rápida, mejoraremos la capacidad de aceleración, los cambios de ritmo y la velocidad en carrera.

También son recomendables como remedio contra la celulitis. Aunque se trata de un problema hormonal y circulatorio y estas máquinas no lo eliminan mágicamente, pero sí contribuyen a hacerlo desde el punto de vista de la estimulación muscular que producen, que ayuda a mejorar el riego sanguíneo.

Comentar por último que el entrenamiento es más efectivo cuando la máquina vibratoria es de calidad, y que éstas suelen tener precios elevados.

Para usarlas, podemos recurrir a un gimnasio que disponga de ellas, o comprar nosotros mismos una más barata, sabiendo que los resultados serán más reducidos o peores.

En cualquier caso, deben controlarse las contraindicaciones, y comprobar nuestra compatibilidad médica con este tipo de máquinas antes de utilizarlas.

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo