Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Pon tu abdomen duro como una roca con el Yoga

Postura Vasisthasana

El Yoga es una actividad dirigida a la que muchas personas acceden porque necesitan relajarse tras un día de trabajo agotador.

Esta disciplina contiene una gran diversidad de posturas, a cada cual más extraña, pero que están explicadas al milímetro por los profesionales de la misma.

Algunas nos ayudarán a vaciar nuestros pulmones de la mucosidad menos accesible, otras nos convertirán en una balsa de agua, totalmente relajados, y otras tendrán una funcionalidad más de fortalecimiento que otra cosa.

Nuestro abdomen sigue siendo una de la tareas pendientes de muchos de nosotros. Fortalecerlo en su totalidad no es nada fácil y debemos ser constantes en su trabajo.

Existen diversas posturas en Yoga que nos ayudarán a ello, y hoy os vamos a mostrar en vídeo algunas de las tres más importantes que hemos recogido por la web.

Nuestro abdomen no volverá a ser el mismo tras el trabajo continuo con algo de Yoga cada día. Pero hay que tener cuidado con los errores que cometemos al principio.

Setu bandhasana o posición de puente

Deberemos colocarnos sobre la esterilla en posición supina, con las plantas de los pies apoyadas en el suelo y los brazos extendidos a cada lateral de nuestro cuerpo.

A continuación inspiramos y, sin despegar la espalda del suelo, contraemos nuestro abdomen. Con esto conseguiremos elevar la pelvis, trabajar los glúteos y los femorales.

Deberemos mantener unos segundos ese momento de tensión para que tenga el efecto deseado. Tras esto, ir descendiendo nuestro cuerpo y tensión lentamente.

En una variante de este ejercicio podremos, mientras mantenemos la tensión arriba, apoyarnos con los brazos por detrás de la cabeza, como si estuviéramos haciendo el ‘puente’ (como cuando éramos más jóvenes) al mismo tiempo que con la cabeza.

Elevar un poco más el cuerpo hasta poder apoyar todo nuestro peso en la cabeza y saltar las manos poco a poco. De este modo nos mantendremos en equilibrio con piernas y cabeza.

Los pies deben iniciar y acabar el movimiento apoyados con la cara externa del tobillo.

Variante

Vasisthasana o tabla lateral

Este ejercicio se hará partiendo desde una posición de apoyo lateral en la esterilla, totalmente alineados brazos, piernas y tronco.

Apoyaremos la palma de la mano y los pies en el suelo (una de las piernas estirada y la otra con la rodilla inclinada y apoyando la planta del ese pie delante nuestra para no perder el equilibrio), y la mano contraria la llevaremos al cielo extendiendo el brazo lentamente.

Para terminar, estirar la pierna que teníamos inclinada, y colocarla junto a la otra. Mantendremos unos segundos esta postura en tensión, para trabajar bien los abdominales laterales.

Si queremos darle más caña este ejercicio se puede hacer metiendo un movimiento. La mano que extendemos hacia arriba seguidamente bajará hasta meterse bajo nosotros por delante y volverá arriba.

Todo eso lentamente. En algunas variantes podremos, una vez en el estado de tensión con una mano apoya y los pies en el suelo, elevar también una de las piernas hasta alcanzar nuestra mano.

Esta sería para la gente que lleva ya un tiempo practicando Yoga y tiene un nivel de flexibilidad óptimo.

Paripurna navasana o posición de bote

Este ejercicio comenzará con nosotros sentados en el suelo y la espalda totalmente recta. Elevaremos las piernas y las estiraremos formando con nuestro cuerpo una V.

Utilizaremos los brazos para ganar equilibrio durante el ejercicio, pero su labor no es determinante. Tendremos que mantener la postura unos segundos asegurándonos de que la tensión en el abdomen es óptima.

Como variante, como podemos ver en el vídeo, durante nuestro momento de tensión podremos inclinar las rodillas un poco y volver a su posición estirada lentamente para conseguir un mayor equilibrio en la zona abdominal, así como fortalecer esos músculos que tanto nos cuestan.

Sabemos que estos ejercicios no son para iniciantes en la actividad, por ello os recomendamos hacerlos una vez llevéis un tiempo practicando Yoga en casa o en el gimnasio.

Lo que es seguro es que trabajaréis vuestro abdomen como nunca lo habéis hecho y os sentiréis realizados tras poner en práctica todo esto.

Última actualización: 13/03/2014 a las 15:40

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo